Sergio Berensztein: “A Ginés habría que haberlo echado por los 52 mil muertos”   

El analista político, Sergio Berensztein, dialogó con Jonatan Viale sobre el vacunatorio VIP y la actualidad del Gobierno, y aseguró que “si comparamos la política de salud con la del resto del mundo, la nuestra ha sido desastrosa. A Ginés González García deberían haberlo echado antes”. 
Soleado

28°C

Buenos Aires

Soleado

Humedad: 44%

Viento: 13 km/h

  • 25 Feb 2021

    Soleado 28°C 22°C

  • 26 Feb 2021

    Soleado 27°C 23°C

Bernardo Stamateas: “De artista callejero a conferencista internacional”
Martes, 01 Septiembre 2020 14:52

Bernardo Stamateas: “De artista callejero a conferencista internacional”

Dr. en Psicología. Sexólogo Clínico. Lic. en Teología. Escritor. Autor de más de 40 libros. Reconocido conferencista internacional y Pastor del Ministerio Presencia de Dios. El único religioso que llegó para instalarse en los medios. Repasó, en Íntimamente con Alejandra Rubio, su vida: su infancia, su carrera frustrada de futbolista, sus comienzos, su timidez, su sueño de ser músico y su superación constante pese a haber logrado el éxito.

Bernardo Stamateas nació en el barrio porteño de Floresta, de ascendencia griega, su destino ya estaba marcado y sus padres predestinados a enamorarse."Mi papá vino de la guerra, de Grecia, y se conoció con mi mamá acá en la Argentina. Lo curioso de todo esto es que mis viejos eran del mismo pueblito en Grecia. Un lugar chiquito en el medio de la montaña, que hacías tres cuadras y se terminaba. Allá nunca se vieron. Se conocieron y se enamoraron acá, en Argentina", relató Stamateas

Rememorando su infancia, recordó: “Yo soy el menor de tres hermanos. María que me lleva cuatro años y Samuel que me lleva tres. Crecí en Floresta y tuve una infancia muy feliz. Mi viejo cuando vino de Grecia hacia compostura de calzado hasta que se enfermó de asma y tuvo que dejar por que casi se muere. Tiraron la pared del dormitorio para armar un kiosco con ventana a la calle, que aun hoy lo atiende mi madre.”

“En casa hablábamos griego –rememoró Bernardo- y cuando empecé a ir al colegio yo hablaba en griego y mis compañeritos no entendían nada. La pase mal. La maestra tuvo que llamar a mis padres para decirles que por favor me hablaran en español. Un día me enoje y le dije a mi madre que no me hablara más en griego, que nadie me entendía. Yo quería hablar en “argentino”.

“Tuve una linda infancia. De mucho juego. Jugar en la calle con los chicos del barrio: al futbol, la bolita, las figuritas…Volvía del colegio. Tomaba la leche, veía Los Tres Chiflados y me iba a jugar al futbol con mis amigos hasta la noche. Mi papá me llamaba para estudiar, pero era bastante vago en esa época. Yo quería jugar al futbol, ser futbolista. No me gustaba mucho estudiar. El secundario quise dejarlo varias veces. Tercer año repetí. Y Mi vieja me decía vos terminá el secundario, si no queres después no seguís, pero terminá el secundario".

“Cuando estaba en el colegio, fui compañero de Navarro Montoya y a los dos quisieron llevarnos dirigentes. El Mono sabía que ese era su futuro. Pero yo termine el secundario y paso algo como “mágico”, quise estudiar ya por mi cuenta. Empecé la facultad y ya mi mamá me decía que no estudiara tanto. Hasta me desmotivaba. Pero a mí se me despertó las ganas de estudiar hasta el día de hoy".

Luego de cursar la secundaria en los colegios Larroque y Mariano Moreno estudió dos licenciaturas al mismo tiempo, Psicología y Teología. Ya con los títulos bajo el brazo, sintió interés por la sexología clínica y acudió a las cátedras del psiquiatra y sexólogo Juan Carlos Kustnezoff. Luego de una extensa pasantía en el Hospital de Clínicas, Stamateas sintió que su vocación era otra: “Ayudar a que la gente tenga mejor calidad de vida y a que alcance la paz espiritual. El medio fue la religión evangélica”. Entonces, puso los ladrillos de una nueva iglesia, con algunos preceptos de la iglesia griega, que conoce al dedillo desde niño, cuando su padre —un ex ortodoxo de Tesalónica— lo llevaba de las orejas.

Así, Stamateas se dio el lujo de fundar el Ministerio Presencia de Dios, un templo en Caballito.

En su adolescencia Bernardo no solamente era bueno para el futbol. También tenía habilidad para el clarinete y el saxofón: “Entre las anécdotas que tengo de aquella época, participe de Feliz Domingo. Yo estaba en el Mariano Moreno y con mi compañero preparamos un tema. El llevo el piano y yo el saxo y el clarinete y armamos un tema bastante bueno, pero no ganamos. Aun sueño con hacer algo con la música”.

“Al principio odiaba el clarinete – continua-. Un día, cuando tenía ocho años, vino mi papá con un acordeón para mi hermano y un clarinete para mí y nos dijo: ‘a partir de ahora cada uno estudia ese instrumento’ y todas las tardes durante años nos llevo a estudiar. Era una asignatura pendiente de él. Algo que por la guerra y trabajar no había podido hacer y quería que nosotros lo hiciéramos. A los 11 años conocí a un profesor que me hizo amar la música. Desde ahí estudie 11 años más. Toque en algunas orquestas, en la orquesta Centenario, arme bandas de jazz y me fascinó. A los 14 años nos fuimos a vivir a Grecia y trabajé de músico. En el pueblo de mis padres tocaba y me daban buena plata. Después en argentina llegué a tocar en teatros. Y hasta fui artista callejero y toque en la calle Florida”. Una faceta totalmente desconocida del conferencista.

“De mi viejo heredé la capacidad de trabajar y de mi vieja, además de la capacidad de trabajo, la timidez y la bondad. Ella es un corazón caminando. Yo me acuerdo que venía del primario y mi vieja me decía: Y la cartuchera?‘ y yo le decía:’ se la regalé a un compañerito que no tenía’. Ella me decía: ‘y el lápiz?’ y yo le contestaba: ’se lo regale a…’ hasta que me explicaron que ellos tampoco podían comprarme útiles nuevos todos los días. Pero después yo veía que mi mamá también regalaba todo. Y aprendí del ejemplo”.

Casado con Alejandra, su historia de amor es un capítulo aparte. Más allá que en el programa de Mirtha Legrand confesó que se enamoro de las piernas de futbolista de Bernardo, el comienzo de la relación no tiene desperdicios:”Yo estaba en la facultad y en el seminario teológico cuando conocí a Alejandra, ella también estudiaba teología. Los dos muy nenes de mamá y de papá. Ella me gustaba, pero yo era muy tímido, muy inseguro. No me animaba a hablarle y la invité a la biblioteca con la excusa de mostrarle un libro. La llevé al fondo de la biblioteca y, como no me animaba, le decía: ‘Espérame acá’ y me iba. Volvía y le decía: ‘Espérame que no lo encuentro’ y nuevamente me iba. Así 5 o 6 veces, hasta que finalmente le dije que me gustaba y empezamos a salir. Tres meses estuvimos sin darnos un beso. Le dije vamos a conocernos y estuvimos de novio dos años y medio y hasta el día de hoy estamos juntos con casi 30 años de casados”.

Y ese chico tímido que no se animaba a declararse, se convirtió en un gran motivador de jóvenes y conferencista internacional.

Su vida y el recorrido de su inspiradora historia, en su propia voz, aquí en Íntimamente con Alejandra Rubio.

El infectólogo se refirió a la campaña de vacunación y a la renuncia del ex ministro de Salud, Ginés González García. La nota completa en “Crónica de una tarde anunciada” con Nelson Castro.
El abogado constitucionalista dialogó con Nelson Castro en “Crónica de una tarde anunciada” sobre la condena a Lázaro Báez y el vacunatorio VIP.
El senador nacional habló con Eduardo Feinmann y expresó su indignación por lo ocurrido con la irregularidad en la aplicación de vacunas contra el coronavirus.
El director de CB Consultora Opinión Pública, Cristian Buttie, dialogó con Eduardo Feinmann y dio detalles sobre las mediciones que realizaron.
Bernardo Fernández dialogó con Eduardo Feinmann, en Alguien Tiene que Decirlo, sobre la desesperanza que le genera la situación que vive en su parque por el bloqueo por parte del gremio de Camioneros.
El empresario, que ayer fue condenado a cinco años de prisión por su participación en la Ruta del Dinero K, se refirió al fallo y recordó que lo quiso comprar gente vinculada al kirchnerismo.
La condena a Lázaro Báez. Los peores días políticos de Cristina Kirchner. Todo eso, y mucho más, en el editorial del conductor de Esta Mañana.
La abogada en causas de corrupción dialogó con Luis Majul, en Esta Mañana, acerca de la condena a Lázaro Báez y las consecuencias que podría traer para Cristina Fernández de Kirchner.
El futbolista uruguayo que es uno de los pilares del equipo dirigido por Marcelo Gallardo, pasó por los micrófonos de Radio Rivadavia AM630 y se expresó sobre su presente, la actualidad del Millonario, los errores del pasado y los objetivos para el futuro inmediato, tanto en el elenco de Nuñez como en la Selección de Uruguay.
El arquero de Racing pasó por el aire de La Oral Deportiva en Radio Rivadavia y se expresó luego del flojo arranque en la Copa de la Liga.
Rolando Hanglin y Mario Mactas nos llevan a los rincones de su vida y nos cuentan sus experiencias.  
La especialista dialogó con Oscar González Oro en “La vida misma” sobre su trayectoria. 
Lucila Romero, jefa de la división de trombosis de la Academia Nacional de Medicina, dialogó con Nelson Castro en “Crónica de una tarde anunciada” y denunció la situación. Además, reveló que no recibieron la vacuna todos los empleados. 
La líder del Partido GEN dialogó con Nelson Castro en "Crónica de una tarde anunciada" sobre la condena que recibió Lázaro Báez.