Sociedad

Miércoles 11 de marzo de 2015

Violencia de género: la Justicia absolvió a una mujer por la muerte de su hija

Yanina González, acusada de abandono de su beba de 2 años seguido de muerte, pero ella siempre sostuvo que la pequeña había muerto por los golpes de su ex pareja.

Compartir en

El Tribunal Oral N°2 de San Isidro le dió la razón: Yanina González no abandonó a su hija. Así lo entendió al Justicia y ordenó su inmediata libertad. Ella, siempre sostuvo que su hija, de dos años, había muerto producto de los golpes de su ex pareja, Alejandro Fernández. Yanina Gonzáles tiene 23 años y padece un trastorno madurativo.

La fiscal Carolina Caraballido Calatayud había pedido la semana pasada una pena de seis años y siete meses para la madre y no estuvo presente en el Tribunal durante la audiencia.

De acuerdo con el relato de la joven, el 16 de agosto de 2013 A Fernández la obligó a tener relaciones sexuales. Al otro día, mientras ella preparaba la mamadera y su hija lloraba, el hombre golpeó a la beba hasta la muerte.

A pesar de este relato, la fiscal Carballido Calatayud, de la UFI especializada en violencia de género de Pilar, imputó a la joven por abandono de persona, seguida de muerte y agravada por el vínculo.

Así, desde el primer momento Yanina fue detenida donde estuvo en el penal de Los Hornos durante más de un año. Luego, pudo esperar la decisión con prisión domiciliaria.

En el debate, varios fueron los testigos que confirmaron, una y otra vez los abusos y violencias a las que fue sometida Yanina no sólo con su ex pareja, sino también con su papá. Yanina no sabía leer ni escribir, no pudo formarse y tuvo que pasar su vida dependiendo de los demás.

Una vez que quedó embarazada, su papá la obligó a que dé en adopción al bebé y así se fue a vivir con el papá de su hija quien también la golpeaba y tiempo después conoció a Fernández y se fue con él.

Uno de los testimonios fue la ex pareja de Fernández, quien evidenció los antecedentes de maltrato ya que también golpeó a su hijo. Natalia, está segura de que fue Fernández quien mató a Lulú.

El 12 de junio del 2014 la misma fiscal que acusó a Yanina, abrió una causa paralela que investiga el homicidio de Lulú. En ese expediente el principal sospechoso es Fernández. La defensa de la joven acusada recién tomó conocimiento de esta investigación cuando ya estaba en marcha, cinco meses después.