Mundo

Martes 24 de noviembre de 2015

Venezuela: chavistas encapuchados dispararon al aire durante una caravana opositora

El grupo vestía indumentaria alusiva al oficialismo e irrumpió en Caracas durante el acto de campaña del candidato Miguel Pizarro. Se presentó una denuncia en la Fiscalía de la capital venezolana.

Compartir en

El diputado y candidato opositor Miguel Pizarro presentó ante el Ministerio Público venezolano una denuncia en la que asegura que la caravana electoral que encabezaba este domingo en Caracas para las elecciones del 6 de diciembre fue intimidada con disparos al aire por un grupo de encapuchados.

“Venimos a señalar responsabilidades muy claras, que se investigue al candidato (oficialista) William Ojeda, que es el responsable de dirigir políticamente a su partido y que tiene que recoger a sus locos”, señaló Pizarro a los periodistas en la sede de la Fiscalía en la capital venezolana.

El parlamentario, que aspira a la reelección, aseguró que a “escasos 100 metros” de donde él estaba, antes de los disparos, se encontraba su contrincante directo en los próximos comicios, el diputado chavista William Ojeda, junto a un grupo de encapuchados.

El parlamentario aseguró que esos encapuchados, de quienes dijo que vestían una indumentaria alusiva al chavismo, dispararon al aire con armas largas de fuego para impedir el paso de la caravana opositora que hacía campaña electoral en un sector popular en el este de Caracas.

“A ver si por fin se dignan a investigar cómo es que armas largas, cómo es que ese poderío de fuego, un rifle de esa magnitud, una ametralladora de ese tamaño, llega a manos de civiles, cómo lo trasladan en frente de la Guardia Nacional que estaba a escasos metros”, dijo Pizarro.

En una rueda de prensa, Ojeda confirmó que estaba cerca del lugar del suceso, pero explicó que se encontraba allí para participar en el simulacro electoral organizado por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El diputado chavista aseguró que las personas encapuchadas “no militan en ningún partido” y afirmó que, por el contrario, “son grupos delictivos financiados por la alcaldía” de ese municipio (en manos de la oposición), a quienes “les pagaron a cada uno 5.000 bolívares”, unos 220 dólares a la tasa de cambio oficial más alta.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que aglutina a los principales partidos opositores del país, Jesús Torrealba, instó al Gobierno venezolano a “deslindarse” de este hecho o “reconocer que ni siquiera es capaz de gobernar a sus propios locos”.

“Nosotros seguimos adelante, el pueblo venezolano sigue adelante por encima de la violencia, la violencia ni nos va a detener ni nos va inhibir, ni va lograr de nosotros una respuesta del mismo tono”, dijo el representante de la MUD.

Pizarro pertenece al partido opositor Primero Justicia, del que es líder el ex candidato presidencial y actual gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles.

La campaña electoral en Venezuela cumplió este lunes 10 días y culmina el próximo 3 de diciembre, tres días antes de los comicios legislativos.