Deportes

Lunes 01 de junio de 2015

Vélez le dio un duro golpe a Boca y le impidió volver a lo más alto del torneo

El "Xeneize", que venía de ser goleado en su estadio por Aldosivi, sufrió una caída por 2-0 en Liniers. Los goles fueron de Fabián Cubero y Mariano Pavone.

Compartir en

Boca Juniors volvió a mostrar su peor faceta y, en una pobre actuación, perdió por 2-0 en su visita a Vélez por la fecha 14 del torneo de Primera División. El equipo de Rodolfo Arruabarrena venía de perder por goleada ante Aldosivi en la Bombonera.

La primera parte fue deslucida y, aunque Boca tuvo las mejores intenciones, no encontró forma de profundizar para generar situaciones claras frente al arco defendido por Alan Aguerre, que con grandes intervenciones se convertiría en la figura del partido.

El conjunto del “Vasco” Arruabarrena manejaba la pelota y lograba llegar hasta los tres cuartos de cancha, pero allí Vélez le imponía una férrea marca que, bien plantada en el campo de juego, lograba repeler los intentos rivales.

En un duelo disputado lejos de los arcos, “El Xeneize” recién se acercó a los 36′, con un cabezazo de Monzón a la salida de una pelota parada, que finalmente salió desviado. Vélez, en tanto, se dedicó a esperar bien parado en su campo y, gracias a la carencia de explosión de la visita en ofensiva, no pasó grandes sobresaltos.

En el comienzo del complemento, Boca iba a contar con la chance más clara hasta el momento. A los 2′, el “Xeneize” salió rápido de contra desde su área, Chávez condujo el avance por la derecha, superó a Amor y mandó el centro al área para la volea de Osvaldo, que se topó con la gran reacción del arquero Alan Aguerre para mandar el disparo al córner.

Tras una breve interrupción por los cantos xenófobos que bajaron desde la tribuna de Vélez y que el grueso de hinchas logró tapar con su aliento al equipo, Boca retomó las acciones con una imposibilidad para lograr vuelo en su juego, lo que generó el molestar de su DT.

El local intentó con una aparición de Asad, quien picó la pelota a las manos de Orión, pero, aún con poco, los de ‘Azul y Amarrillo” seguían siendo más en la noche de Liniers. Así, a los 13′, Osvaldo asistió a Chávez con una gran intervención de espaldas al arco y el ex Banfield le pegó de primera para forzar una nueva gran aparición de Aguerre para evitar la caída de su valla.

Pero Boca no concretó y “El Fortín” se animó. A los 25′, Delgadillo mandó un centro de espaldas presionado por marca, y Fabián Cubero apareció en el área para anticipar de cabeza y sentenciar el 1-0.

La ventaja renovó la actitud del conjunto local y puso más oscuridad a un Boca que no encontraba la brújula en el campo de juego. Sin buen manejo de pelota ni sorpresa en ofensiva, los del “Vasco” comenzaron a ver cómo el partido se les escapaba.

Cerca de los 32′, el arquero Agustín Orión debió intervenir para repeler el peligro ante un tiro libre ejecutado por lo bajo desde la derecha. Cuatro minutos más tarde, Gago se equivocó en la salida y la pelota le quedó a Pavone, quien se adelantó y, en el mano a mano, definió al cuerpo de Agustín Orión.

La mala noche de Gago iba a finalizar sobre los 38′, cuando cometió una dura falta ante Yamil Asad y vio la tarjeta roja. El hecho de jugar con un hombre menos apagó aún más las últimas esperanzas del conjunto “Xeneize”.

Vélez se iba a provechar de un Boca herido y, sobre los 40’, Mariano Pavone iba a liquidar el encuentro empujando una pelota en el área tras un centro desde la derecha y ante la confusión total de la defensa.

Ni el tiro del final le iba a salir a Boca, con el intento de Calleri que se encontró con la muy buena noche de Aguerre y con el cabezazo de Torsiglieri, que nuevamente se topó con las manos del juvenil arquero.

La caída, la segunda consecutiva en el certamen, privó a Boca de volver a lo más alto de la tabla. Ahora, el único puntero es San Lorenzo, con 31 unidades, y le siguen River y el equipo de Arruabarruena, con 28.

Vélez comienza a levantar cabeza en el certamen y, con dos victorias consecutivas, llegó a 18 unidades.