Mundo

Lunes 18 de mayo de 2015

Una mujer india violada en 1973 murió tras 42 años en coma

La historia de la enfermera Aruna Shanbaug conmovió al país durante décadas y abrió un debate inédito sobre la eutanasia. Su violador estuvo preso sólo 7 años.

Compartir en

Aruna Shanbaug había sufrido un profundo daño cerebral después de haber sido estrangulada con una correa para perros y violada por un empleado del hospital donde trabajaba.

Shanbaug, que murió a los 66 años de edad, sufría de una pulmonía y había sido colocada bajo respiración artificial, explicó un comunicado del King Edward Hospital de Bombay.

Shanbaug, violada en el subsuelo del hospital, había sido hallada once horas después de la violación, que le provocó serias lesiones cerebrales y la dejó ciega.

La víctima pasó 42 años en estado vegetativo en una cama del hospital, mientras que su agresor fue liberado al cabo de siete años de cárcel.

En 1999, la periodista Pinki Virani, amiga de la víctima, presentó un recurso ante la Corte Suprema de India pidiendo que se abreviara la vida de Shanbaug para que pudiera morir con dignidad.

Pero la Corte rechazó la demanda diciendo que no tenía derecho a hacer ese pedido.

Sin embargo, en 2011, la Corte autorizó la “eutanasia pasiva” en algunos casos excepcionales siempre y cuando la demanda fuera formulada por la familia y supervisada por el cuerpo médico y la Justicia.

“Su muerte real ocurrió en 1973 (la fecha de la violación). Ahora tuvo lugar su muerte legal”, dijo Pinki Virani en declaraciones a la televisión.

“Nuestra Aruna lega a nuestro país un gran aporte en la forma de una ley sobre la eutanasia pasiva”, agregó Virani.