Sociedad

Jueves 28 de mayo de 2015

Un alumno de la Facultad de Medicina intoxicó a cuatro compañeros con “brownies locos”

Los jóvenes fueron hospitalizados, aunque están fuera de peligro. Hasta ahora no hubo sanción para el estudiante, que fue detenido y luego liberado.

Compartir en

Un estudiante de primer año de la carrera de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fue detenido por intoxicar con brownies que contenían marihuana a por lo menos cuatro de sus compañeros, que debieron ser asistidos por el SAME y derivados al Hospital Fernández.

El joven estudiante de la UBA, según se comprobó, convidó intencionadamente a varios compañeros y a un ayudante de cátedra unos “brownies locos” que contenían THC, la sustancia psicoactiva de la planta de cannabis. Aparentemente, las personas no sabían lo que estaban consumiendo, hasta que comenzaron a sentir los efectos. Una vez que las autoridades académicas supieron de la situación, el alumno fue detenido y admitió haber cocinado el brownie con marihuana como ingrediente.

Esta mañana, Sergio Provenzano, Decano de la Facultad de Medicina, declaró que hasta el momento el alumno no recibió ninguna sanción, aunque se está evaluando su accionar y la responsabilidad que le cabe por el hecho. “Lo tomo como una picardía, un chiste con falta de madurez, de conciencia de lo que estaba haciendo”, dijo Provenzano. Y agregó que el alumno “podría necesitar algún tipo de apoyo psicológico”.
El hecho, que ocurrió el miércoles, trascendió a última hora y da cuenta de que personal del SAME debió hacerse presente en la sede de la UBA, ubicada en el barrio de Recoleta, cuando el titular de la cátedra que se dictaba ese día llamó reportando que varios alumnos (y su ayudante) se encontraban en estado de descompostura tras haber consumido las confituras.

El personal del SAME comprobó que todos los afectados habían consumido previamente los brownies que el estudiante repartió gratuitamente entre todos, aunque sin informar del agregado de la droga.

Los intoxicados presentaban cuadros de taquicardia, ensoñación, y emitían palabras confusas, aseguró el Decano de la Facultad. El alumno que se cree quiso hacer una broma terminó detenido, pero luego recuperó su libertad. “Hay que evaluar si está en condiciones de continuar estudiando medicina”, dijo Provenzano.