Mundo

Miércoles 18 de febrero de 2015

Ucrania retira al ejército de Debaltsevo, epicentro de la violencia previa a la tregua, afirmó Petro Poroshenko

Confirmó que el 80% de las tropas ya salió de esa localidad; "Está bajo nuestro control y nunca estuvo rodeada", dijo el mandatario desde el aeropuerto de Kiev

Compartir en

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, confirmó hoy la retirada de la mayor parte de sus tropas de la localidad de Debaltsevo, epicentro de los choques más intensos en los días previos al inicio de la tregua.

Docenas de soldados fueron vistos retirándose y separatistas prorrusos dijeron tener a cientos de soldados cautivos mientras continuaban con su ofensiva sobre el estratégico centro ferroviario del este de Ucrania.

Periodistas de Associated Press vieron varias docenas de soldados ucranianos retirándose con sus armas desde Debaltsevo, hoy por la mañana, cubiertos de tierra y con aspecto cansado.

Algunos de ellos viajaban a Artemivsk en camionetas, mientras que otros, sin afeitar y visiblemente afectados, iban a pie. Molestos de no haber recibido ningún refuerzo del gobierno, dijeron que habían tenido que retirarse y caminar un día entero.

Un soldado habló de importantes pérdidas en las filas del ejército de Kiev, mientras que otro dijo que llevaban días sin poder conseguir comida por los bombardeos rebeldes.

“Estamos muy contentos de estar aquí”, contó a AP un soldado. “Estuvimos rezando todo el tiempo y nos despedimos de la vida un centenar de veces”.

El ejército retiró al 80% de sus soldados de la ciudad y está pendiente todavía la salida de dos columnas más, según precisó Poroshenko. El mandatario negó las afirmaciones de los rebeldes que señalaban que las tropas de Kiev estaban rodeadas y afirmó que los soldados se retiraban con su armamento y munición.

“Debaltsevo estaba bajo nuestro control; nunca estuvo rodeada. Nuestras tropas y formaciones han salido de forma organizada y planeada”, explicó en declaraciones televisadas. Habló desde el aeropuerto de Kiev mientras viajaba al este del país para “dar la mano” a los soldados que se retiraron.