Sociedad

Miércoles 27 de mayo de 2015

Tres jóvenes abusaron de un nene de 7 años para “vengarse de las autoridades”

El hecho ocurrió en una escuela en Saavedra. El nene pidió de ir al baño y se encontró con tres jóvenes que lo atacaron.

Compartir en

Un nene de siete años fue atacado sexualmente por tres jóvenes de la misma institución en un baño durante el horario escolar. El niño había pedido ir al baño cuando se encontró con tres sujetos que comenzaron a abusarlo sexualmente hasta introducirle un objeto de plástico en el ano.

Según justificaron, lo hicieron para vengarse de las autoridades educativas que había expulsado a uno de lo adolescentes por mala conducta.

Se trata de la Escuela Profesor Senet 12. El caso se encuentra siendo investigado por el fiscal José María Campagnoli.”El fiscal tiene el expediente con tres sospechosos aún no procesados. Pero lo que indigna es que aún no hay fecha para realizar la Cámara Gesell, donde el nene podrá contar todo en detalle, con los debidos cuidados. Esta medida debe ser urgente”, señaló en declaraciones a la prensa María Elena Leuizzi, titular de la Asociación de Víctimas de Violación (AVIVI).

El menor recién pudo contar su historia cuando llegó a su casa. Según relató la familia, el mes pasado el niño pidió de ir al baño cuando comenzó el calvario. “El chiquito fue por sus propios medios al sector de baños, y en ese lugar fue abordado por tres personas, varones. Allí lo sujetaron de piernas y brazos, para luego introducirle un objeto de plástico en el recto. Finalmente, le dijeron al nene que se fuera al aula sin contar nada, y que si le sacaban el objeto podía morir. El chico llegó al aula en estado de shock, llorando. No quiso contar nada”, explicó Leuzzi.

“La llamaron a su madre por teléfono, y le dijeron que se había golpeado la cabeza. El nene estaba llorando, con sus brazos apoyados en un escritorio y de pie. No se podía sentar. Su mamá se lo llevó de ahí, y le fue preguntando qué le había ocurrido. Pero el chiquito seguía en shock. En un momento, ya en su casa, le dijo que le dolía la cola. La madre creyó que se había raspado o algo, y le dio un baño”, explicó la titular de Avivi.

Asímismo, explicó que fue ahí que descubrió que tenía algo blanco en el recto y por ese motivo lo llevó al Hospital Pirovano para luego hacer la denuncia. “La operación fue traumática, ya que el chico lloraba porque pensaba que moriría cuando le sacaran el objeto de la cola. Era lo que habían dicho sus agresores. Un horror. Nosotros estamos pidiendo que aceleren la Cámara Gesell, para que los tres sospechosos resulten procesados y detenidos. Se sospecha de un joven que actuó en venganza contra las autoridades porque lo habían expulsado por mala conducta. Y habría actuado con dos amigos. Se tiene que hacer justicia”, cerró la presidenta de Avivi.