Mundo

Viernes 12 de junio de 2015

Tras escándalo en la FIFA, el Papa habló de fútbol: “Pongamos en juego los valores que queremos”

El programa Scholas Occurrentes difundió un video en el que Francisco advierte que "el partido de la vida no es un partido para ganar dinero, para enriquecerse", además de rescatar valores como la solidaridad y el trabajo en equipo.

Compartir en

Al mismo tiempo que el Vaticano decidió suspender de manera unilateral el contrato que lo unía con la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la empresa Tele Red Imagen SA (TRISA), el Programa Scholas Occurrentes -que motivaba el convenio- difundió un video en el que el Sumo Pontífice utiliza el fútbol para hablar sobre valores como el trabajo en equipo y la solidaridad, rechazando a quienes “juegan el partido” para “ganar dinero”.

Luego de que estallara el escándalo que involucró a las principales figuras de la FIFA, el Vaticano decidió de manera categórica dar marcha atrás con el convenio que había sido firmado por la Pontificia Accademia delle Scienze el pasado 21 de abril en la Santa Sede. En simultáneo, Scholas publicó el video en el que Francisco compara a “la vida” con “un partido”.

“A mí me gusta decir que la vida es un partido. Y las situaciones hay que atajarlas de donde las patean. La vida hay que tomarla como viene. Después, qué hacemos con eso. Pero no hay que dejarla pasar. El partido hay que jugarlo. En el partido de la vida pongamos en juego los valores que queremos para nuestros jóvenes y nuestros niños. No es un partido para ganar dinero, para enriquecerse. Al final terminás solo con tu dinero, con tu riqueza, con tu egoísmo, con tu soledad. Un partido que se juega en conjunto, que se juega en equipo. Y ese es el valor del deporte. Solo no se puede jugar. De ahí que el trabajo que nosotros hacemos con los chicos, queremos hacer con los chicos, es para que en cada gol crezca todo el equipo, no sólo el que lo metió, todo el equipo. Que haya menos excluidos”, afirma el papa.

Reconocido hincha de San Lorenzo, el papa recuerda la campaña del Ciclón de 1946, cuando él tenía 9 años, “con un equipo que raramente se repite en la historia”. “Cuando se veía que uno pasaba al otro, al otro, al otro, y no se comía la pelota, sino que la daba para lograr que el equipo hiciera el gol, ¿quién era goleador? El goleador material era uno, pero el verdadero golaeador era el equipo, porque ese que pateó la última vez la pelota, que hizo el gol, no podría haberlo logrado sin el equipo detrás”, dice Francisco.

Así, el vido concluye resaltando los “valores de solidaridad, valores de trabajo en equipo, valores de trascendencia comunitaria, que nos privan de todo egoísmo. Por eso es importante que en cada gol crezca el equipo. Y haya menos excluídos. En el equipo no se excluye a nadie. En el trabajo del partido de la vida, para que crezca la sociedad, pero como sociedad, que haya menos excluídos. Y que en el partido de la vida pongamos en juego todos los valores que queremos para nuestros jóvenes y nuestros niños. Esta es nuestra ilusión, este es nuestro proyecto, este es nuestro trabajo. Que Dios nos ayude a llevarlo adelante, pero no solos, todos”.