Pais

Viernes 08 de mayo de 2015

Tras el pedido de la Presidente, el oficialismo analiza reducir la cantidad de candidatos

En el marco del Congreso del PJ que se realiza en Parque Norte, Agustín Rossi admitió que es "excesivo" el número de postulantes.

Compartir en

Varios dirigentes del oficialismo coincidieron hoy con la mandataria Cristina Kirchner respecto de la proliferación de postulantes a la Presidencia y el Ejecutivo provincial. Las expresiones se dieron en el marco del Congreso del Partido Justicialista que se desarrolla esta mañana en Parque Norte.

Uno de los que se manifestó en este sentido fue el ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien calificó de “excesivo” el número de precandidatos a presidente como a gobernador. “La Presidente ha hecho una reflexión genérica para todos los precandidatos y parece razonable. Tener cinco precandidatos es un número excesivo, igual que 12 en Buenos Aires”, dijo al arribar al predio.

“Cristina Kirchner expresó claramente que nuestro candidato a presidente tiene que ser un dirigente que debe aspirar a llegar de la mano y el cariño del pueblo”, enfatizó.

Otro de los que se sumó fue el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien además es uno de los que se postula en la carrera para suceder a Cristina Kirchner. “Estoy totalmente de acuerdo con la Presidente y comparto plenamente que el próximo presidente de la Argentina, y que represente esta fuerza política, debe ser un hombre que debe tener poca preocupación por las tapas de los diarios”.

Sobre el mensaje de “baño de humildad” al que refirió la mandataria ayer, “al que quepa el sayo, que se lo ponga”, ironizó. Sin embargo, Randazzo se mostró “respetuoso” respecto al resto de los compañeros de esa fuerza que manifestaron su propósito de ser precandidatos. “Seguro nos podremos de acuerdo y haremos lo mejor para esta fuerza. Es necesario tener una primaria donde expresaremos nuestras diferencias y finalmente definirán los argentinos”, manifestó.

El Consejo del PJ estará presidido por el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y contará con la presencia de 942 congresales con mandato de los 24 distritos electorales (23 provincias más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), que han sido avalados por los juzgados federales con competencia electoral de todo el país.

Los congresales -gobernadores, intendentes, legisladores e integrantes de agrupaciones juveniles- fueron citados a Parque Norte a las 9, aunque las primeras caras se dejaron ver recién después de las 10. El segundo llamado está previsto para las 11. Luego comenzará el debate.

El encuentro de dirigentes peronistas se da a pocas horas de que la presidente Cristina Kirchner les pidiera a sus “compañeros” un “baño de humildad” para evitar la dispersión de nombres en las listas. En el Gobierno comenzó a tomar forma una idea que prevé que a nivel nacional sean dos las fórmulas kirchneristas que compitan en Primarias. Los “nominados” son Daniel Scioli y Florencio Randazzo. En territorio bonaerense serían tres los binomios, uno de ellos encabezado por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien recientemente blanqueó sus aspiraciones.

“Les pido un baño de humildad a los compañeros de nuestro espacio para que reconozcan y acompañen a quien está mejor capacitado para una función. La patria es el otro y contribuyamos a fortalecer este proyecto nacional, popular y democrático”, dijo la mandataria en su discurso de ayer en el Chaco.

Los congresales de Parque Norte han sido elegidos por votación directa de los afiliados del PJ de cada provincia o indirecta de los congresales, pero en ambos casos fue legitimada su representación por los juzgados electorales de cada provincia, según informó Jorge Landau.

Un punto importante a definir de cara a las elecciones primarias, abiertas y obligatorias de agosto pasa por delinear quiénes serán los apoderados del PJ nacional, ya que son esos dirigentes los que autorizan con su firma las listas de candidatos.

Desde los distintos sectores del peronismo confirmaron que “no habrá novedades en ningún aspecto” porque serán refrendadas “las mismas autoridades” y los apoderados seguirían siendo los mismos, según reprodujo la agencia de noticias Télam.

“El objetivo del Congreso es dar autorización al Partido Justicialista para la constitución de un frente electoral para las PASO de agosto y para las elecciones presidenciales de octubre, para que pueda participar en las dos categorías nacionales, la de presidente y vice, y la de legisladores del Mercosur”, explicó el apoderado del PJ, el diputado nacional Jorge Landau.

En este contexto, ayer la Presidente habló de “baño de humildad” respecto a la multiplicidad de precandidatos. Al llegar, el senador y candidato a gobernador por Río Negro, Miguel Ángel Pichetto, destacó el pedido de la mandataria. “La Presidente como líder político tiene derecho a reflexionar y ella tiene una mirada inteligente y cree que si hay muchas candidaturas puede haber dispersión”. “Me parece importante escucharla planteando la necesidad de fortalecer nuestra propuesta y ordenar el tema de las candidaturas”, agregó.

En sintonía se expresó el candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad, Mariano Recalde. “Es un excelente consejo; me parece que todos los compañeros se tienen que dar un baño de humildad y a todos los argentinos también nos viene bien de vez en cuando un baño de humildad”, djio al arribar al predio.

El Frente para la Victoria fue fundado en 2003 para acompañar la candidatura presidencial de Néstor Kirchner, quien finalmente resultó electo presidente de la Nación para el período 2003-2007. Compitió dos veces más, la primera en 2007 cuando fue electa presidente Cristina Kirchner, y en 2011, cuando la jefa de Estado obtuvo la reelección por el 54,1 por ciento. Este año será la cuarta elección en la que participará el Frente para la Victoria a nivel nacional.