Pais

Lunes 07 de septiembre de 2015

Transparencia en las elecciones: pedirán más boletas y copia de las actas

Es el reclamo que hará la oposición en su presentación de mañana. Exigirán controlar la carga de datos del escrutinio con fiscales y cámaras. Buscarán el aval de la Justicia.

Compartir en

Partidos políticos que se juntaron hace menos de dos semanas para reclamar públicamente un escrutinio transparente en las elecciones de la provincia de Tucumán se reunirán mañana para anunciar un trabajo conjunto de cara a los comicios presidenciales del 25 de octubre y pedirle medidas adicionales a las autoridades electorales.

La idea, según adelantaron fuentes del espacio opositor a Clarín, es la de achicarle al oficialismo el margen de irregularidades que, en una elección apretada en la que no se sabe si el candidato K, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, gana en primera vuelta o es forzado a un balotaje, pueden resultar decisivas a la hora del conteo de votos.

Los representantes de la oposición, entre ellos los partidos que integran el frente Cambiemos (PRO, UCR y Coalición Cívica), el Frente Renovador de Sergio Massa y el socialismo junto con el GEN de Margarita Stolbizer, también propondrán medidas de fondo para reformar el sistema electoral, aunque saben que el kirchnerismo se opondrá a cualquier modificación antes de las próximas elecciones.

El paquete de medidas que reclamarán los opositores será llevado la próxima semana a la reunión convocada por la Cámara Nacional Electoral con todos los partidos políticos en el marco del Consejo Consultivo de Partidos Políticos creado por el tribunal la década pasada. Por este mismo tema, la Cámara recibirá mañana a representantes de organizaciones no gubernamentales interesadas en la transparencia electoral.

En el encuentro de mañana en el Congreso, los partidos opositores anunciarán un acuerdo para garantizar boletas de cada de uno de ellos en las elecciones del domingo 25, pero reclamarán también a las autoridades electorales que se autorice un pack especial para los presidentes de mesa, para que ellos puedan entregarles a los electores cuando falten las papeletas de los candidatos que quieran votar.

La idea es que el presidente de mesa le entregue el elector que salga de la mesa y diga que no hay boletas de su candidato las boletas de los seis postulantes presidenciales que atravesaron el filtro de las primarias del 9 de agosto y competirán el 25 de octubre.

Otra de las disposiciones que pedirá la oposición será la de exigir que haya una copia de las actas de escrutinio de cada una de las mesas para poder controlar luego que lo que volcó el presidente de mesa allí sea exactamente lo mismo que se transmite al Correo para el escrutinio provisorio. Por ello, también exigirán que se anule el telegrama y que lo que se escanee para enviar sea la copia del acta. Esta diferencia entre los telegramas y las actas se dio recientemente Tucumán.

Además, en línea con ese pedido, los partidos de oposición pedirán que se autorice la presencia de fiscales partidarios en los centros de cómputos del Correo donde se cargan los datos del escrutinio y la instalación de cámaras de seguridad en esos lugares.

Y, relacionado también con el proceso de información del escrutinio, los representantes de la oposición pretenden que se haga la carga con una fórmula equitativa de la distribución de las provincias de manera tal que los primeros resultados que se difundan no sean muy distintos de los que finalmente se den al final del recuento.

“Por ejemplo, si cargan Jujuy todo junto, seguramente va a dar un porcentaje muy alto para el oficialismo. Queremos que la carga sea representativa y con lógica de todo el país, para que al final no haya un margen superior o inferior a los dos puntos respecto de los números de los primeros datos cargados”, explicó la diputada del PRO-Unión por Todos Patricia Bullrich.

En cuanto a las propuestas de fondo, que requerirían de aprobación parlamentaria, la principal de ellas apunta a quitarle injerencia al Gobierno de turno en los procesos electorales y que éstos dependan exclusivamente de la Justicia. Esta iniciativa implicaría la desaparición o reconversión de la Dirección Nacional Electoral.

Y otras cuestiones de fondo ya se encuentran plasmadas en proyectos de ley que no han sido tratados por el oficialismo, como por ejemplo la boleta única de papel o la boleta única electrónica como la utilizada en la segunda vuelta de las elecciones porteñas. Además, la oposición buscará a través de una ley unificar las fechas de elecciones nacionales y provinciales.