Sociedad

Martes 28 de julio de 2015

Tragedia en Burzaco: un sereno murió tras ser atacado por nueve dogos

Ocurrió el domingo en un depósito de camiones. Los perros ayudaban a custodiar el predio y agredieron al hombre cuando volvía de comprar comida.

Compartir en

Un sereno que trabajaba en el parque industrial de Burzaco murió tras ser atacado por nueve perros dogo que lo ayudaban a custodiar el depósito. El hecho ocurrió el domingo al mediodía, luego de que la víctima, Ramón Horacio Silva, de 43 años, volviera de comprar el almuerzo. El hombre había comenzado a trabajar en ese lugar el día anterior.

El jefe departamental de Burzaco, Walter Golia, detalló que el sábado a las 18, el hombre había empezado a trabajar en el depósito, perteneciente a la empresa La Tropa. “Era su primer día. Estuvo toda la noche y durmió en el depósito”, dijo.

Hacia el mediodía del domingo, Silva se fue a comprar algo para almorzar. “Cuando volvió, los perros se le vinieron y no lo dejaron ingresar”, contó el comisario, quien agregó que en en ese momento, “llamó a otro custodio por teléfono y le explicó que los perros le estaban ladrando”.

El compañero -relató Golia- le respondió que iba a ir luego de comer un asado. “Después de un par de minutos, el sereno vio que los perros se alejaron y tiraron a dormir, por lo que entró”, relató Golia. Al entrar, los nueve animales mordieron a la víctima: eran un dogo argentino y sus ocho hijos, que son cruza con perros callejeros de la zona.

“Su jefe encontró muerto a Silva el domingo a las 14. Tenía mordeduras en las piernas y una le destruyó una arteria, lo que le provocó la muerte por desangramiento”, declaró el policía. El comisario informó que “los perros siguen en el lugar, porque la fiscalía de turno no dio ninguna instrucción”.