Sociedad

Miércoles 30 de septiembre de 2015

Tragedia de Once: Schiavi, tras los alegatos, dijo “no tengo miedo de ir preso”

El ex secretario de Transporte se desligó de las responsabilidades por el choque del tren ocurrido en 2012 y apuntó contra Jaime y el maquinista. La fiscalía pidió para él 11 años de cárcel.

Compartir en

Este martes el fiscal de la causa por el choque de Once finalizó sus alegatos en el juicio oral en el que pidió penas de 11 años para el ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime y 10 años y 10 meses de prisión a Juan Pablo Schiavi. Además pidió 10 años y 11 meses para Sergio Cirigliano, titular de TBA y cuatro años para Marcelo Córdoba, el maquinista.

“Ayer pasó un hecho que nos deja preocupados, el fiscal repitió la misma falsedad que vienen repitiendo diciendo que yo era la autoridad de aplicación y el secretario de transporte no era la autoridad de aplicación. Yo no podía rescindir el contrato”, explicó en declaraciones el ex secretario Juan Pablo Schiavi.

“Yo complí con todos los procesos administrativos, las multas estaban en proceso de renegociación. El Secretario de Transporte no puede saber lo que pasa en un vagón, tiene a su cargo trenes, barcos y colectivos”, explicó y agregó: “creo que es un alegato en donde el fiscal trata de satisfacer el dolor de los familiares. Es comprensible el dolor de los familiares”.

En ese sentido justificó que “el tren no tenía por qué no estar en funcionamiento, en ningún momento se dijo que no podía funcionar” y apuntó contra el motorman: ” Córdoba manejó a una velocidad muy superior a los estándares y frenó sin ningún problema. No tocó bocina y entró al doble de velocidad que la permitida en Once. Para colmo, desconectó el sistema de hombre muerto”, sostuvo.

Asímismo, reconoció que “el sistema ferroviario tenía que cambiar. Me cansé de hacer pedidos presupuestarios.Sobrejecuté mi presupuesto porque sabía que había que mejorar el sistema”.

“Con esa lógica habría que imputar al ministro de Salud por cada muerte en un hospital, o por cada choque de colectivo”, justificó.

“No tengo miedo de ir preso. Estoy preocupado pero no tengo miedo”, sostuvo el ex funcionario.