Sociedad

Miércoles 13 de mayo de 2015

Tragedia de Once: perito oficial afirmó que el motorman, Marcos Córdoba, no frenó

El especialista de la Corte Suprema, Juan Brito, señaló que el conductor del tren que en 2012 chocó en la estación de Once, podría haber aplicado el freno de emergencia "y no lo hizo"

Compartir en

En la jornada 90 del juicio por la tragedia de Once, un perito oficial afirmó que el conductor del tren que se estrelló en la estación terminal no frenó pese a que podría haberlo hecho sin inconvenientes.

“Desde mi punto de vista, si el conductor ve que no se aplica el freno de servicio, tiene que recurrir a la emergencia, y no lo hizo”, aseguró Brito al retomar su declaración en sede judicial.

El hombre que se desempeña como profesor de la Facultad de Ingeniería de la UBA apuntó que “si el conductor se hubiera percatado de una falla en los frenos y hubiera aplicado la emergencia, el tren habría chocado a una velocidad mucho menor y el accidente no hubiese sido de tal magnitud”.

El 22 de febrero de 2012, a las 8:32 de la mañana, la formación Nº 3772 de la línea Sarmiento se encontraba llegando a la plataforma número 2 de la estación de Once, pero no detuvo su marcha y colisionó con los paragolpes de contención. El impacto fue tan violento que 52 personas fallecieron (una era un bebé en gestación) y más de 700 resultaron heridas.

El motorman Marcos Antonio Córdoba quedó en la mira de la Justicia desde un primer momento. Y este nuevo análisis del especialista de la Corte Suprema complica su situación legal.

“Por qué no frenó, no lo sé”, expresó Brito, quien agregó que el conductor del tren tuvo unos 10 segundos de tiempo luego de hacer una aplicación de freno y notar alguna dificultad en el frenado.

Otra conclusión del perito -amplía la agencia Télam- que podría complicar al conductor al mostrar que el sistema de frenado funcionaba refiere a los sucedido en la estación Floresta, donde “la maniobra de frenado la hizo débil: el motorman calculó mal”, sentenció Brito.

El ingeniero concluyó en su escrito que en esa estación Córdoba frenó de manera “imprudente”, ya que el tren se pasó 14 metros del fin de la estación.

En tanto, la defensora de Córdoba consultó a Brito por la diferencia de distancia que había en las conclusiones de los demás peritos y el especialista respondió que, aunque el resto de los peritos dice que el tren se pasó 4 metros, él pidió “el plano de la estación a la gente de TBA y los cálculos, comparándolo con el tren, indicaron que fueron 14 metros”.