Pais

Jueves 13 de agosto de 2015

Sigue el mal tiempo y la sudestada, pero empieza a bajar lentamente el agua

En Quilmes, Tigre, Luján, Arrecifes, Salto y Mercedes la situación, aunque de manera paulatina, tiende a estabilizarse; se mantiene el temor entre los vecinos.

Compartir en

Desde Defensa Civil confirmaron que la situación, aunque de manera muy paulatina, se estabiliza, luego de que el río de La Plata casi alcanzara su pico máximo. Lo confirmó el Centro de Prevención de Crecidas; el desborde del río en Quilmes causó temor desde temprano; ahora, hay un leve respiro, pero sigue la advertencia por sudestada .

Tras alcanzar casi los tres metros de altura, el río de La Plata comenzó lentamente a ceder en la costa de Quilmes, aunque el temor de los vecinos continúa mientras rige la advertencia por sudestada y llluvias intensas en la zona ribereña.

En tanto, en las localidades más afectadas por las inundaciones en el norte de la provincia, el agua también comenzaba a dar un respiro. El río Luján, luego de llegar a un pico de 5,40 metros, comenzó a bajar y el clima, por ahora, no llovía. El río Arrecifes, luego de marcar una altura de 9,3 metros, se encontraba estable en 9,20.