Deportes

Jueves 09 de abril de 2015

River empató sobre la hora contra Tigres en México gracias a Mora y Gutiérrez

El "Millonario" perdía con Tigres 2 a 0 por los goles de Arévalo Ríos y Damián Álvarez, pero a 5 minutos del final llegó al empate.

Compartir en

Tras el empate entre San José y Juan Aurich en Oruro, River se presentó en el estadio Universitario de Nuevo León con la posibilidad de escalar a la segunda posición del Grupo 6 de la Copa Libertadores de América.

La ausencia de triunfos generó una gran expectativa en el equipo de Marcelo Gallardo, porque sumar de a tres significaba una necesidad imperiosa para encauzar el rumbo hacia la siguiente fase del certamen continental.

Sin embargo, el efervescente público local y las proyecciones de Joffre Guerrón pusieron al “Millonario” contra las cuerdas. A los 11 minutos de iniciado el espectáculo, el ecuatoriano asistió a Egido Arévalo Ríos para que el uruguayo establezca el 1 a 0. El golpe recibido no fue la única sorpresa para el “Muñeco”, dado que unos instantes después, Leonardo Ponzio debió abandonar el pleito por una lesión muscular y su lugar tuvo que ser ocupado por Matías Kranevitter.

A medida que el cronómetro de Adrián Vélez seguía su curso, el encuentro fue tomando mayor temperatura. La desesperación porteña generó varios cruces que empantanaron un espectáculo que se mostraba entretenido. Las discusiones entre Nahuel Guzmán y Téofilo Gutiérrez, junto al conflicto entre Jonathan Maidana y Rafael Sóbis representaron escenas que auguraban expulsiones en ambos equipos.

Antes de que llegue el descanso, los de Núñez se las ingeniaron para llegar a la igualdad. Un centro de Carlos Sánchez y un cabezazo de Rodrigo Mora fueron suficientes para exigir al ex arquero de Newell’s, quien tuvo que enviar la pelota al córner. Fue una de las pocas opciones que creó el representante argentino para llegar a la red.

La atajada de Marcelo Barovero en la última escena del primer capítulo mantuvo con vida a River, ya que el ex Vélez se lució con una maniobra notable para evitar lo que aparentaba ser la segunda conquista azteca. Los lamentos de Enrique Esqueda ejemplificaron la enorme respuesta de “Trapito”.

Los ingresos de Gonzalo Martínez y Camilo Mayada le cambiaron la cara a la banda en el complemento. Los desbordes del “Pity” por el sector izquierdo y la velocidad del uruguayo por el lateral derecho complicaron el conjunto comandado por Ricardo Ferretti. Con más actitud que ideas, el “Millonario” llevó el partido a la zona del “Patón”.

De todos modos, cuando Edgar Lugo profundizó a pura gambeta, y trianguló con Israel Jiménez y Damián Álvarez para que el de Morón celebre el 2 a 0, se respiró una sensación de resignación por parte de los argentinos. El circuito ofensivo mexicano mostró su mejor versión y los de Gallardo padecieron lo que menos se imaginaban: derrota y posible eliminación prematura.

Lejos de ello, Teófilo Gutiérrez llegó al descuento y Rodrigo Mora sorprendió a propios y extraños con un golazo en el desenlace de la noche. Naturalmente, el punto revivió a River, aunque todavía la gesta no se terminó de concretar. Los del “Muñeco” deberán ganarle al San José en el Monumental y esperar una victoria azteca frente al Juan Aurich. En Núñez, lo último que se pierden son las esperanzas.