Sociedad

Jueves 08 de octubre de 2015

Responsables del derrumbe de Villa Urquiza quedaron al borde del juicio oral

El ingeniero Guillermo Heyaca Varela y el empresario Daniel Menta están acusados por el delito de "estrago doloso" por la caída de un gimnasio ubicado en la esquina de Mendoza y Triunvirato. Por el hecho murieron tres personas.

Compartir en

La Cámara del Crimen confirmó este jueves el procesamiento de un empresario y un ingeniero por el derrumbe del gimnasio Orion Gymm, del barrio porteño de Villa Urquiza, que causó la muerte de tres personas.

La medida, que dejó a los acusados al borde del juicio oral fue dictada por la Sala V de la Cámara, y recayó en el ingeniero civil Guillermo Heyaca Varela y el empresario Daniel Menta, por el delito de “estrago doloso por medio de derrumbe de edificio, agravado por haber causado la muerte de tres personas y lesiones de distinta índole al menos en otras 11”.

Vale recordar que el hecho ocurrió el 9 de agosto de 2010, cuando una pared medianera del gimnasio ubicado en Mendoza 5042 se derrumbó y causó la muerte de Guillermo Fede, de 37 años; Luis Lu, de 23, y Maximiliano Salgado, de 18. También resultaron heridas otras 11 personas.

En la causa fueron beneficiados con “falta de mérito” varios funcionarios del gobierno porteño, que están acusados por no haber controlado la realización de la obra lindera al gimnasio, la que supuestamente habría causado derrumbe.
Según el fallo, Heyaca Varela concentró en su persona todas las tareas técnicas (proyectista, director, constructor, calculista y ejecutor estructural)”.

Los jueces advirtieron que ante rajaduras, grietas, y filtraciones, el profesional debió “suspender la obra, rediseñar los submurales y sus posibles apuntalamientos para la condición transitoria, ajustando las hipótesis de cálculo, y proceder a las correcciones necesarias”.

“Todos los rubros profesionales en el expediente presentado al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no se corresponden con lo ejecutado en el terreno. El método utilizado no habría seguido los lineamientos del Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires”, señaló además el fallo.

Sobre el empresario Menta, el tribunal indicó que “tuvo señales concretas, contemporáneas al derrumbe. No obstante ello, no actuó en la forma que pericialmente se indicó como debida”.