Pais

Jueves 14 de mayo de 2015

Renunció Juan Carlos Molina, el cura que había asumido en la secretaría antidrogas

El sacerdote dejó su cargo, según se publica en el Boletín Oficial; "Agradécense al funcionario renunciante los servicios prestados en el referido cargo", se incluye en el breve decreto.

Compartir en

El sacerdote Juan Carlos Molina, que había asumido el 4 de diciembre de 2013 al frente de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), renunció a su cargo, según consigna hoy el Boletín Oficial.

“Agradécense al funcionario renunciante los servicios prestados en el referido cargo”, dice el segundo artículo del decreto 818/2015, firmado por la presidenta, Cristina Kirchner , el jefe de gabinete, Aníbal Fernández , y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

En su comparecencia ante la prensa de cada mañana, Aníbal Fernández se refirió hoy al tema frente a la Casa Rosada: “Estuvo conmigo ayer a la mañana, me hizo conocer la situación personal, que creía que había cumplido su objetivo, y que por motivos personales se apartaba. Me dejó la renuncia, y a la tarde cuando vino la Presidenta, decidió aceptarla, y es lo que han leído en el Boletín Oficial”, expresó. Además, dijo que darán a conocer quién es su sucesor “a la brevedad”.

Anteayer, antes de dejar la titularidad de la secretaría antidrogas, el sacerdote había destacado el trabajo de la Sedronar en su cuenta de Twitter, donde todavía figura con su cargo en esa secretaría.

En @SEDRONAR, venimos trabajando para que el adicto deje de ser visto como un delincuente o un enfermo. Para ofrecerle un proyecto de vida.&- Juan Carlos Molina (@juanKa_molina) Mayo 12, 2015

Molina comenzó su carrera ministerial en la provincia de Santa Cruz, donde forjó una amistad con la familia Kirchner y especialmente, con Alicia Kirchner, a quien luego asesoró ad honorem en en el Ministerio de Desarrollo Social.

También en el Sur creó la Fundación Valdocco, una ONG para ayudar a los más necesitados, que luego extendió sus hogares a Chaco e incluso Haití.

El 29 de noviembre de 2013, el entonces jefe de gabinete, Jorge Capitanich , anunció la designación de Molina, a quien describió como “una persona de amplia vocación de servicio, de experiencia y ha estado siempre al servicio de los pobres y humildes de nuestra tierra”.

Para asumir, la semana siguiente, Molina recibió el retiro de las licencias ministeriales, a través del Obispo Miguel Ángel D’Annibale. Una vez en el organismo, cuestionó las gestiones de sus antecesores y afirmó que era “crítica” la situación administrativa de la secretaría.