Sociedad

Jueves 04 de junio de 2015

Relatos salvajes: baleó a un vecino porque estacionó el auto en la puerta de su casa

Ocurrió en Lanús. Una persona tuvo un ataque de furia en una historia que parece de película pero de milagro no terminó en una tragedia.

Compartir en

Otra vez una discusión entre vecinos terminó de manera violenta y por poco, en tragedia. En esta oportunidad, el “relato salvaje” ocurrió en la localidad bonaerense de Lanús, donde un hombre de 51 años baleó dos veces a un vecino tras discutir por un auto que -supuestamente- estaba mal estacionado frente a su casa.

El incidente ocurrió en la noche del martes en la calle Jujuy al 1800. Allí, una mujer dejó su Ford Fiesta en el frente de una casa, sin bloquear siquiera la entrada del garaje. Molesto, el dueño del inmueble salió a la vereda y comenzó a discutir con la mujer porque no quería que el vehículo quedara allí. La pelea se tornó cada vez más violenta y de un momento a otro, el hombre subió a su camioneta que también estaba estacionada, dio marcha atrás y chocó al Fiesta, lo que le provocó daños.

Asustada, la mujer inmediatamente llamó a su pareja, un comerciante de 45 años, quien quiso tomarle al dueño de la casa los datos del seguro para que respondiera por los daños. Cuando volvieron, el agresor tenía un arma de fuego. Intentaron refugiarse en su casa, pero, el hombre disparó tres veces. Dos de ellos impactaron sobre su vecino: uno le dio debajo de la axila izquierda y otro le rozó la cabeza. El otro quedó alojado en la puerta. La víctima fue trasladada al hospital Evita y está fuera de peligro. “Mi pareja está bien”, contó la mujer. “Por milagro no tuvo lesiones de importancia y su vida no corre peligro”, dijeron desde la Policía.

El agresor fue detenido por la Policía y se le secuestraron dos armas de fuego, una de ellas fue la usada en el ataque. Interviene la UFI 10 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

La mujer de la víctima aseguró que “teníamos buena relación y no estaba estacionado en su garaje”. “Su mujer nos dijo que éramos vecinos quilomberos y que nunca lo dejábamos estacionar”, declaró, y sobre el episodio relató: “Salimos de nuestra casa porque nos estaba chocando el auto –que estaba estacionado sin obstruir la entrada- para pedirle los datos y ahí baleó a mi pareja”.

A pesar de que su pareja está fuera de peligro, la mujer no dudó en decir: “tengo mucho miedo sobre lo que pueda pasar. Este hombre no está bien de la cabeza y la familia lo apoya. Este hombre está obsesionado”.