Sociedad

Miércoles 08 de abril de 2015

“Porque lo importante es formar al Técnico en Cosmetología como agente de salud”

Entrevista a la médica dermatóloga Graciela Ferraro, Directora de la Tecnicatura en Cosmetología de la Facultad de Medicina – UBA.

Compartir en

Esta es una tecnicatura bastante nueva en la facultad, este va a ser el segundo año… ¿Cómo arrancaron este 2015?
Sí estamos cursando el segundo año, empezamos a principios de 2014. La verdad que con bastante intensidad, hubieron entre 90 y 100 inscriptos, así que podemos decir que estamos contentos con este iteresante logro, ya que es una de las tecnicaturas que más inscriptos tuvo. Además, con la grata noticia que el Ministerio de Educación de la Nación nos dio validez nacional.

¿Cuáles cree usted que son los motivos por los cuales se interesa tanto alumnado y se le da validez nacional?
Hay varias razones, pero una de las principales es que en esta época se le da mucha importancia a todo lo que es estética. Y con la regularización, con los límites y las pautas para ejercerla ha motivado el interés nacional. Es importante que una disciplina de estas características esté reglamentada para que cada uno de los profesionales vinculados a estas prácticas sepa cuáles son sus incumbencias y sus límites.

Nosotros venimos notando con los distintos entrevistados que la medicina ha ido evolucionando hacia la especialización y hacia la especificidad, y este es un ejemplo más de esta tendencia. ¿Cuál sería la función del Técnico en Cosmetología?
Fundamentalmente la carrera está destinada a coordinarse con todos aquellos profesionales que hacen estética; ya sea el cirujano plástico, el dermatólogo; complementarlos en las técnicas y los saberes propios de la cosmetología. Es decir, apoyar un pre y post quirúrgico en una cirugía plástica, intervenir en un acné con el dermatólogo, con la celulitis que es una preocupación bastante importante para las mujeres, rellenos, envejecimiento, botox; o sea todo lo que ellos puedan complementar al profesional idóneo, ya sea preparando la piel, o en el pre o en el post tratamiento para dejar óptimo el terreno para poder acutar.

¿Cuáles son las materias más importantes de la carrera?
En realidad las materias forman un ensamble que se complementa. Yo podría decirte que entre las más importantes está cosmetología facial y anexos o corporal, pero si no sabés fisiología o no sabés anatomía o microbiología o no sabés química cosmética, no podés manejarte en lo facial o en lo corporal con idoneidad. Así que todo tiene su importancia. Hay materias, por supuesto, que son específicas como las cosmetologías o la dermatología normal y cosmetológica para que sepan qué están viendo en la piel y puedan derivar al paciente; porque lo importante es formar al Técnico en Cosmetología como agente de salud. Hay que tener en cuenta que el Técnico en Cosmetología pasa mucho tiempo con el paciente. Mientras que el médico dermatólogo tiene una entrevista de 20 minutos, el cosmetólogo o la cosmetóloga está a veces más de una hora y puede ver la piel de todo el cuerpo. Por eso el técnico tiene que estar muy capacitado para no intervenir sobre una piel que no es normal y poder así derivar al paciente al médico para que este determine si el técnico puede intervenir sobre este paciente o no. Con esto podemos decir que uno de los objetivos de la carrera es jerarquizar con este saber (y más teniendo en cuenta que la tecnicatura se da en la Facultad de Medicina de la UBA) la función, para que el trabajo sobre el paciente se realice con excelencia, con criterio. Es subir un escalón para la especialidad para que no se tome a la ligera el hecho de ser Técnico en Cosmetología.

O sea que no se limite a lo decorativo o estético sino que actúe, como usted bien dijo, como agente de salud.
Lo decorativo o estético es parte de la medicina, si no no tendríamos las malas praxis de las que muchas veces nos enteramos. Por ejemplo el hecho de que se haga una maniobra inconveniente en una paciente que no la puede recibir. Por ejemplo un paciente que ha tenido un melanoma no se le puede hacer un drenaje linfático. Hay muchas cosas como estas. Por ejemplo tienen que saber a un hipertenso qué le pueden hacer y que no. Lo mismo pasa con los pacientes diabéticos. Tiene que saber sobre qué piel actúan, no es lo mismo la piel de un joven de 20 años que la de una persona de la tercera edad.