Mundo

Viernes 17 de julio de 2015

Por primera vez, ISIS usa a un niño de 10 años para decapitar a un soldado sirio

Sucedió en la provincia de Homs, en Siria. Niños yihadistas ya habían sido utilizados para ejecutar a sus enemigos, pero nunca de esta forma.

Compartir en

Un niño de 10 años perteneciente al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) fue obligado a decapitar con su cuchillo a un soldado sirio, según confirmaron diversos medios de prensa británicos y de Medio Oriente. El hecho ocurrió en las puertas del Hir Palace en la provincia de Homs, donde los yihadistas capturaron al combatiente del régimen de Bashar al Assad.

Según especulaciones de la prensa siria, el soldado habría sido capturado en mayo pasado en Palmira, una de las ciudades capturadas por el grupo terrorista ISIS. Muchos de los monumentos milenarios que existen en ese enclave fueron destruidos por los radicales islámicos, quienes consideran que son una ofensa para Alá.

El uso de niños para aterrorizar a sus enemigos no es nuevo por parte del Estado Islámico. Sin embargo, la utilización de un niño de 10 años para decapitar a uno de ellos, es toda una novedad. El pequeño asesino tiene sandalias, viste un traje de guerra y un chal negro en la cabeza. Al terminar su trabajo, mira fijo y en forma amenazante a la cámara, con su cuchillo ensangrentado.

“Nuestro objetivo no son sólo Palmira o Homs o Damasco. Nuestro objetivo es conquistar Jerusalén y Roma, el deseo de Alá”, dice el niño yihadista, según reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, a quien le hicieron llegar una copia del video.

En Palmira, ISIS ya había utilizado niños para ejecutar a sus enemigos. Sin embargo, el método no había sido tan brutal. En otra ocasión, había utilizado 25 pequeños para fusilar por la espalda a otros 25 soldados sirios que se encontraban arrodillados esperando su final. El lugar elegido había sido cinematográfico: un anfiteatro en la milenaria ciudad, con la bandera negra del Estado Islámico flameando detrás de las ejecuciones.