Sociedad

Martes 08 de septiembre de 2015

Policías de la Metropolitana, denunciados por golpes y torturas a chicas transexuales

Dos fiscales denunciaron y pidieron la indagatoria a una docena de efectivos de la Policía Metropolitana que están acusados de golpear a cuatro chicas trans, y llevar detenida a una de ellas injustamente.

Compartir en

El fiscal general a cargo de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Miguel Palazzani, y el coordinador del Área de Violencia Policial de ese organismo, Maximiliano Medina, hicieron la denuncia penal y pidieron la indagatoria de los miembros de la Metropolitana en la denuncia presentada en la mesa de sorteos de la Cámara.

Los fiscales acusan a los efectivos por “privar ilegalmente de la libertad y aplicar torturas a una chica trans y a un trabajador del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que intentó -sin éxito- interceder para que no la detuvieran violentamente y en medio de afirmaciones discriminatorias.

“Son prácticas sistemáticas de la Metropolitana atacar a grupos sociales vulnerables y vulnerados. Lo que ocurrió aquí es práctica también dirigida contra pibes pobres de los barrios. En este caso se montó un megaoperativo injustificado, extremadamente violento y discriminatorio contra estas mujeres”b dijo Palazzani según publicó el sitio fiscales.gob.ar

Para el fiscal, “estas prácticas que son delitos que requieren una respuesta eficiente, rápida y severa” ya que el estado de indefensión frente a las fuerzas de seguridad y las consecuencias que generan los hechos sufridos, se profundizan ante una respuesta judicial inadecuada que desalienta a las víctimas y garantiza la impunidad”.

El hecho ocurrió en agosto pasado cuando “cuatro militantes trans esperaban un colectivo sobre la Avenida 9 de Julio” en un andén del Metrobus para ir a La Plata. Fueron insultadas por un peatón, por su condición de género, originándose una discusión en la que intervinieron unos doce uniformados de ambos sexos.

“Todos esos policías intervinieron sin atender a las explicaciones proporcionadas por las víctimas. A todas ellas las golpearon con golpes de puño y patadas, las humillaron y las insultaron reiteradamente”, dice la denuncia. La víctima estaba “tirada al piso boca abajo, con tres numerarios policiales que la retenían por la fuerza inmóvil”.