Sociedad

Martes 29 de septiembre de 2015

Pity Álvarez, complicado por escupir fuego: lo acusan de “tentativa de estrago”

La situación judicial del cantante de "Viejas Locas" se agravó luego de que que el sábado pasado tomara líquido inflamable y lanzara una llamarada por su boca sobre la audiencia en un show de La Plata. Su defensa dijo que "estaba todo preparado".

Compartir en

El fiscal que tomó intervención en el caso, Marcelo Martini, lo imputó por “tentativa de estrago”, que si bien es excarcelable, tiene una sanción mucho más grave que la figura genérica de “averiguación de ilícito”, con la cual se había retirado de la comisaría quinta de La Plata, a la que llegó en calidad de demorado.

El escenario de los hechos fue el club Atenas, situado en la calle 13 entre 58 y 59 y en ese lugar, de acuerdo a lo que adelantaron voceros de la investigación, se congregaron unos 3.000 fanáticos de la banda.

El recital transcurría con normalidad hasta que Pity agarró una antorcha de fabricación casera, se llenó la boca con un líquido inflamable, que podría ser querosene, y empezó a exhalar en dirección a la gente.

En los videos que circularon por las redes sociales, se observa que habría sido una sola llamarada la que alcanzó a lanzar por encima de los espectadores, hasta que una persona aparece por detrás suyo, le saca la botella con combustible, toma el micrófono y presuntamente da por terminado el concierto.

A partir de ese momento, la gente se retiró sin provocar desmanes o realizar protesta alguna, mientras que Álvarez fue aprehendido y trasladado a una dependencia policial, donde, por indicación judicial, fue identificado y puesto inmediatamente en libertad.

Respecto de la acusación, las fuentes consultadas por El Día explicaron que “el delito de estrago está tipificado en el artículo 187 del Código Penal y que prevé una pena de tres a diez años de prisión o reclusión”.

Allegados al músico reconocieron que “está muy angustiado”.

“Se han dicho muchas mentiras, que no sólo perjudican a Cristian, si no a las más de treinta personas que trabajan con él. `Pity` no tuvo ninguna intención de nada. El escenario está a más de tres metros de altura respecto de la gente. El es un artista y lo que hizo tuvo una connotación circense”, agregaron.