Pais

Lunes 15 de junio de 2015

Pichetto reconoció la derrota y Weretilneck mantendrá la gobernación de Río Negro

El candidato del Frente para la Victoria felicitó al actual mandatario cuando apenas había apenas un 2% de las mesas escrutadas. Buscó despegar al Gobierno del resultado.

Compartir en

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, ganó la elección provincial y continuará en el cargo por otro período, al derrotar en forma contundente, al senador nacional Miguel Ángel Pichetto, candidato por el Frente para la Victoria (FpV).

Con el 93,67% de las mesas escrutadas, Weretilneck, candidato de Juntos Somos Río Negro, se imponía con el 52,71% de los votos sobre Pichetto, que cosechaba 33,95 por ciento.

En tanto, la candidata por el Frente Progresista, Magdalena Odarda se ubicaba tercera con el 10,22%, mientras que el radical Horacio Massaccesi sumaba el 3,10 por ciento de los sufragios, en una elección que tuvo una participación superior al 75 por ciento de un padrón de más de 505 mil electores.

“Si hay alguien que ha ganado esta noche es Río Negro, porque Río Negro después de hoy está más unido, está sintiendo que formamos parte de un camino, que el proceso de integración provincial está consolidado”, resaltó el mandatario provincial durante los festejos que encabezó en Cipolletti junto a su compañero de fórmula Pedro Pesatti.

Weretilneck resultó electo vicegobernador en 2011, pero asumió la gobernación tras el crimen del peronista Carlos Soria, en enero de 2012.

El gobernador se impuso con contundencia, pese a carecer de un apoyo concreto del Gobierno nacional o de alguno de los precandidatos presidenciales.

Luego de alejarse del kirchnerismo, fracasó en su intento de conformar una alianza con el Frente Renovador de Sergio Massa, por lo que el gobernador rionegrino apostó a afianzar una propuesta provincial.

De esta forma, en las elecciones de hoy daba una importante muestra de poder político, al imponerse en todos los distritos de la provincia.

Incluso, Juntos Somos Río Negro afianzaba su presencia en la Legislatura al acumular más del 48 por ciento de los votos, contra menos del 33 por ciento del Frente para la Victoria, que hasta la elección contaba con la mayoría.

Pichetto reconoció la derrota a los pocos minutos de conocerse los primeros datos oficiales, apenas dos horas después del cierre de la votación, al advertir que “la tendencia era irreversible”, pero intentó despegar de toda responsabilidad en la derrota a la presidenta Cristina Fernández, que le dio su explícito respaldo.

“Tal vez sea esta mi última elección como candidato” a gobernador porque “esperaba otra cosa, pero la voluntad de los ciudadanos es la que manda”, dijo Pichetto, quien ya había postulado a la gobernación en las elecciones de 2007.

Pichetto, que durante la campaña recibió el apoyo de los precandidatos presidenciales Daniel Scioli y Florencio Randazzo, desestimó que este resultado pueda impactar en la elección nacional, en la que estimó que “el Frente para la Victoria va a dar una primaria muy competitiva”.

Por su parte, el Frente Progresista ratificaba su condición de tercera fuerza en la Provincia y desplazó al radicalismo, que gobernó Río Negro durante 28 años, antes de la llegada de Soria al poder en las elecciones de 2011.

En la jornada también se desarrollaron las elecciones municipales en Ingeniero Jacobacci, San Antonio Oeste y Sierra Colorada, pero hasta pasadas las 21.30 aún no se conocían datos oficiales.