Pais

Miércoles 13 de mayo de 2015

Paritarias: el Gobierno pactó con gremios afines una suba del 27% en 2 cuotas

Los ministros Axel Kicillof y Carlos Tomada, cerraron ayer la primera ronda negociaciones convenciendo a la cúpula de la CGT oficialista.

Compartir en

El Gobierno y los gremios afines llegaron ayer a un principio de acuerdo para fijar la pauta salarial en torno del 27% de aumento en dos pagos, más sumas fijas no remunerativas. Fue durante una reunión que mantuvieron los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Trabajo, Carlos Tomada, con las cabezas de la CGT oficialista. Hoy será una jornada de definiciones, con encuentros de los funcionarios con el sector empresarial para convencerlo de aceptar esos parámetros.

El esquema fue ideado para partir diferencias entre los planteos iniciales de los sindicatos oficialistas, que oscilaron del 30 al 32 por ciento, y la demanda de Kicillof de desinflar las expectativas salariales a un rango inferior al 25 por ciento. La clave para convencer a los sindicalistas fue la posibilidad de un primer pago cercano al 20%, con impacto sobre el aguinaldo de mitad de año, publica en su edición impresa de este miércoles Ámbito Financiero.

En algunas cámaras empresariales analizaban anoche los nuevos números y alegaban que el impacto de bolsillo del modelo negociado superará el 30 por ciento.

Ayer por la tarde, la sede del Ministerio de Economía fue escenario de una suerte de cumbre paritaria. Kicillof, junto con su par de Trabajo, Tomada, pulsearon por varias horas con el secretario general de la CGT oficialista, el metalúrgico Antonio Caló; el líder de los mercantiles, Armando Cavalieri, el albañil Gerardo Martínez (UOCRA) y el estatal Andrés Rodríguez (UPCN). Los ministros citaron a los principales referentes de la central más cercana al Ejecutivo por entender que la única manera de extender una pauta salarial será mediante un acuerdo en bloque, que esperan anunciar esta misma semana.

Se trata de paritarias pendientes que en total nuclean a unos dos millones de trabajadores, suficientes como para establecer una referencia al menos para otros gremios que simpatizan con el Gobierno, o bien que no cuentan con poderío suficiente como para fijar una pauta superior. No será el caso de los sindicatos opositores (ver aparte), que planean un paro nacional para la primera semana de junio con la capitanía de los del transporte.

La tarea de los funcionarios continuará este miércoles. Tomada citó para las 11 a Carlos de la Vega, titular de la Cámara de Comercio (CAC), a Osvaldo Cornide, de la Confederación de la Mediana Empresa, y a líderes de otras entidades que participan en la paritaria mercantil. Al menos De la Vega ponía reparos hasta anoche al esquema conversado por los ministros con los dirigentes: ayer por la mañana había hablado con Cavalieri de acordar una primera suba del 15% con los salarios de abril, y otra del 13% en octubre, más el pago de dos sumas no remunerativas de 1.200 pesos. Es decir, un total del 28% pero con una primera cuota más leve para las finanzas de los comerciantes.

Por la noche Cavalieri reunió a dirigentes del gremio para comunicarles los aspectos centrales de la propuesta: la más viable, para la organización, era la que pautaba una primera suba inmediata del 20% y otra del 7% en octubre, con el adicional de los montos no remunerativos.

En tanto que la UOCRA tuvo ayer su primera audiencia paritaria (antes de la reunión en Economía), en la que se conversó la posibilidad de una suba también en dos cuotas: el 16% en lo inmediato y el 12% en octubre.