Mundo

Miércoles 01 de abril de 2015

Otro avión de Turkish debió regresar al aeropuerto por una amenaza de bomba

El regreso se dió por temor a que hubiese una bomba a bordo tras detectar un equipaje sin dueño en la aeronave.

Compartir en

La aeronave, un Airbus A321, aterrizó en Estambul en medio de fuertes medidas de seguridad y volvió a despegar unas horas después, tras descubrir que el objeto hallado era un “pequeño altavoz”.

“El registro del avión concluyó y se descubrió que (el objeto sospechoso) era un altavoz”, precisó Ali Genç, responsable de relaciones públicas de Turkish Airlines.

El piloto decidió volver a Estambul poco después de despegar y aterrizó en una zona de seguridad para evacuar a los 170 pasajeros del vuelo TK1759 con salida a las 11:45 hora local.

Horas después, los pasajeros volvieron a subir y el avión partió de nuevo hacia Lisboa, informó la fuente.

Es la tercera vez en cuatro días que un vuelo de Turkish Airlines se ve afectado por una emergencia creada por el temor a una bomba.

El domingo, un avión que volaba de Estambul a Tokio interrumpió su viaje y aterrizó en Ankara tras hallarse una nota con las palabras “Carga C-4”, en referencia a un conocido explosivo.

El lunes, otro aparato, en ruta a San Pablo (Brasil), hizo un aterrizaje en Casablanca (Marruecos) tras encontrarse una nota con el aviso “Bomba”.

En ninguno de los casos se informó sobre la presencia real de explosivos en las aeronaves.