Sociedad

Jueves 18 de junio de 2015

Nuevo Internado Anual Rotatorio con más opciones para los alumnos de la Facultad de Medicina

Entrevista al Profesor Dr. Carlos Reyes Toso, Secretario de Asuntos Académicos, Facultad de Medicina – UBA.

Compartir en

Nos comunicamos con usted para hablar sobre la aprobación en el Consejo Directivo de la facultad y puesta en vigencia del nuevo IAR (Internado Anual Rotatorio). ¿Qué nos puede comentar al respecto?
Tal cual, al haber sido aprobado por el Consejo, ya está en vigencia. El IAR es el ciclo en el que se llevan a cabo las prácticas finales obligatorias que todas las facultades de medicina de nuestro país deben tener en su currícula a partir de la implementación de la ley de educación superior. Nuestra carrera de medicina comprende cuatro ciclos. El básico o CBC, que es común para todas las facultades de la UBA; dos ciclos propios de nuestra facultad, que son el biomédico y el clínico; y por último el ciclo del Internado Anual Rotatorio. Para que un estudiante reciba el título de médico de nuestra facultad, tiene que haber completado los cuatro ciclos. En este último ciclo (IAR), el estudiante integra equipos de prácticas de diversas especialidades de nuestra carrera, como medicina, pediatría, tocoginecología, cirugía y atención primaria de la salud.

¿Cuáles son los cambios que se implementaron?
Básicamente se ha hecho una actualización o una modificación del programa. El internado tiene una duración de 32 semanas; lo que se ha modificado es la duración para cada una de las orientaciones. Se han reducido las cuatro grandes que mencioné (medicina, pediatría, tocoginecología y cirugía) a 20 semanas. A eso se suman 2 semanas de APS y 2 semanas de salud mental, que siguen con la misma duración que antes de la modificación. Y quedan 8 semanas libres para que el alumno elija 4 semanas en la orientación que quiera, ya sea de las cuatro grandes o de alguna otra que forme parte de la curricula; y por último las 4 semanas que restan para que vuelva a elegir una especialidad que le interese o hacer la preparación para hacer el examen de residencia.

O sea que tendría la misma cantidad de horas, pero con la posibilidad de elegir nuevas rotaciones.
Exactamente. Ahora puede elegir voluntariamente, optar por las especialidades que va a cursar. Esto le da más dinamismo y libertad al alumno para ya encaminarse hacia las especialidades que más le interesen.

Es importante, creemos, el espacio que se le da al alumno para la preparación para el examen para ingresar a la residencia. Porque hay instituciones privadas que ya están establecidas y cobran bastante caro esta preparación. Y nos parece justo y necesario que el IAR contemple la posibilidad de darle al alumno el espacio y el tiempo para que no tenga que necesariamente acudir a estas instituciones privadas. Que tenga la posibilidad de librarse de esta carga.
Bueno, el Internado Anual Rotatorio tiene una orientación práctica; pero estas últimas cuatro semanas son una opción nueva, teórico-práctica para preparar al alumno para el examen de residencia. Y uno de los fundamentos para haber realizado este cambio es evitar que el alumno obligatoriamente tenga que ir a uno de estos institutos, que implican una erogación muy importante, que no todos están en condiciones de afrontar.

Esto, como dijimos, ya fue aprobado por el consejo. Pero sabemos que hubo charlas con los alumnos…
Claro, previamente a la aprobación estuvimos conversando con el alumnado, desde fines del año pasado, para saber cuáles eran las inquietudes y sugerencias que tenían. Tuvimos reuniones, en realidad, con todos los claustros; fundamentalmente con los claustros de alumnos y de graduados para que se pudieran realizar las modificaciones necesarias. Y luego de esas conversaciones, surgió esta propuesta. Y hay que mencionar que luego de aprobados los cambios se han realizado charlas informativas con los alumnos y por lo que hemos visto han tenido muy buena aceptación estas modificaciones. O sea, se conversó con los claustros para que esta propuesta estuviera acorde con los requerimientos académicos, pero partiendo de la base de inquietudes, pedidos y sugerencias de los alumnos. El hecho de ampliar el abanico de especialidades que se pueden ver en el nuevo IAR ha atraído mucho a los alumnos, porque es un especie de testeo para ver si lo que habían pensado seguir efectivamente es lo que tiene que ver con su vocación, es una manera mucho más cercana de ver lo que va a ser su trabajo profesional.