Sociedad

Miércoles 20 de mayo de 2015

Nacha Guevara se presentó a declarar por crímenes de la Triple A en 1975

La artista se presentó en los tribunales de Comodoro Py para testificar sobre un atentado ocurrido en 1975 en el teatro donde tenía su obra, por el que murió un operario y hubo decenas de heridos.

Compartir en

El juez Norberto Oyarbide lleva adelante una causa por los diversos asesinatos cometidos por la Triple A, una organización paramilitar que operó durante los años previos a la dictadura de 1976. Uno de los casos fue una bomba que estalló en el teatro Estrellas, cuando Nacha Guevara presentaba su obra Las mil y una Nachas, que provocó la muerte a un trabajador y dejó a varias personas heridas.

En ese marco, la artista se presentó en Comodoro Py para sentar declaración. “Es un poco tarde. Pasaron 40 años. Están todavía investigándolo. Yo creo que tiene un sentido simbólico porque todos esos cretinos de las tres A ya no están en este plan”, contó a las cámaras de Crónica TV en la puerta de los tribunales.

“No me hace feliz pero si me citan yo vengo -continuó-. Mueve cosas que uno ya puso en el pasado, y hay que volver a remover momentos de mucho dolor, mucho desamparo, mucha injusticia. Si sirve para algo, bienvenido”.

La actual jurado del Bailando debió irse del país durante un tiempo por una amenaza que había recibido, pero luego volvió. Fue en ese regreso cuando ocurrió el atentado, por ello volvió a exiliarse junto a su marido, sus hijos y otros actores, pero esta vez por un tiempo prolongado: nueve años entre los que estuvo en Perú, México y España regresando recién en 1984 cuando se volvió a instalar la democracia.

“Fui víctima pero nunca me hice la víctima. Traté de manejarlo con la mayor dignidad posible y sobreviviendo. No tuve mucho tiempo para emociones y resentimiento porque había que pagar el incendio”, indicó hoy.

“Parecería que esas emociones, esas penas, esas tristezas es el momento que salgan, por eso no me gusta estar aquí hoy. Siempre lucho por los Derechos Humanos. He sido siempre independiente y siempre he trabajado por los derechos humanos. Creo que esa es la misión de un artista”, concluyó.