Sociedad

Viernes 03 de julio de 2015

Maltrato animal: avanza un proyecto para prohibir las carreras de galgos en el país

Son muchos los perros que mueren por año como consecuencia del maltrato y tortura de sus dueños que los obligan a participar en carreras ilegales.

Compartir en

Luego de varios pedidos de asociaciones protectoras de animales, el Senado avanza en el tratamiento de un proyecto que prohíbe la realización de las carreras de galgos en todo territorio argentino
Esta semana la Comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara baja, que preside Pedro Guillermo Guastavino, dio dictamen favorable al proyecto, que en su artículo segundo establece la sanción de prisión de tres meses a cuatro años y multas que van desde cuatro mil pesos a ochenta mil pesos para quienes por cualquier título organicen, promuevan, faciliten o realicen una carrera de perros sin importar la raza.

“Con este proyecto estamos visibilizando y poniendo en discusión esta absoluta actividad ilegal, de maltrato y tortura a los perros como son estas carreras, que son sometidos a tratamientos e inyecciones con drogas y estimulantes químicos, promoviendo las apuestas ilegales y la evasión fiscal”, consideró el legislador.
Lo cierto es que en el país, en especial en el interior, se promueven las carreras de galgos. Los dueños de los animales emplean todo tipo de mecanismos para que sus perros sean los más veloces y así ganar la competencia: desde maltrato hasta inyecciones de diferentes sustancias, incluso cocaína.

“Los galgos se han convertido en el símbolo de la impune tortura de animales y esperamos prontamente avanzar contra esta problemática”, enfatizó el senador nacional.

Como consecuencia de las carreras, los galgos sufren: ceguera bilateral; enfermedad cardíaca, lesiones musculares, desgarros musculares, esguinces y rupturas tendinosas y ligamentosas; fracturas múltiples de todo el esqueleto, tanto de miembros como columna vertebral, cráneo y tórax; lesiones en órganos internos mortales como consecuencia de esas fracturas (como ser pulmones por fracturas de costillas, médula a consecuencia de fractura de columna vertebral); lesiones en órganos internos por las rodadas, contusiones, hemorragias, desprendimientos de órganos.

En Córdoba las carreras de galgos no están prohibidas e incluso esa provincia cuenta con la “Meca” galguera que son las carreras en Marcos Juárez. Y en la Provincia de Buenos Aires, las carreras de perros de cualquier raza, están prohibidas por imperio de la Ley 12.449, con excepción de aquellas que se realizaran en canódromos creados y habilitados por ley. En ese distrito, el único canódromo creado por ley es el de la localidad de Villa Gesell, el cual no se utiliza.

Las asociaciones protectores de los animales como “Proyecto galgos en Argentina” o “Galgos en libertad” consideraron valioso este avance en el ámbito legislativo.