Sociedad

Viernes 06 de marzo de 2015

“Los técnicos van a tener una formación específica y de excelencia”

Entrevista al Médico Anestesiólogo Eduardo Martella, Director de la Tecnicatura en Anestesiología de la Facultad de Medicina – UBA.

Compartir en

¿Cómo fue el proceso de aprobación de la Tecnicatura en Anestesiología? Sabemos que ya está aprobada en el Ministerio de Educación y en la Universidad de Bs.As. y ahora comienza en la facultad.

Llevó su tiempo de maduración y gestión, pero ahora podemos decir que estamos a punto para comenzar con esta tecnicatura que era tan necesaria dentro del marco de educación del país preparar este recurso humano de alta calidad. Los técnicos van a tener una formación específica y de excelencia, y esto es algo muy necesario para los quirófanos del país.

Sabemos que la problemática clínica y las nuevas tecnologías en cuanto a aparatología, han hecho necesario que el médico necesite de un colaborador especializado. Así que con la creación de esta tecnicatura se está dando respuesta a un fuerte requerimiento del médico anestesiólogo, ¿no?

Por supuesto, el avance de la tecnología lleva a una cantidad de procedimientos que hacen que haya un cambio de paradigma en la manera de manejarse tanto en esta especialidad como en otras. Yo que pertenezco a una formación de otro siglo puedo decir que teníamos una formación académica y semiológica muy importante, pero ahora se han incorporado otros elementos; hoy en día el avance es muy marcado sobre todo con el auge de la computación y sobre todo en áreas críticas donde las mediciones de cuestiones biológicas son tan sensibles para cualquier paciente que, hoy en día, en un quirófano el recurso técnico es tan amplio que, si bien el anestesiólogo lo puede controlar, el mantenimiento, el condicionamiento, la presteza hacen que estas incumbencias sean para alguien que se dedique exclusivamente a esto. Todos los elementos que se utilizan como el ecógrafo, los aparatos de inmunolocalización, así que todo esto hacía imprescindible que se creara esta tecnicatura para capacitar en el manejo de todo este conocimiento con un fundamento no solo práctico sino teórico. O sea es poner en valor a un especialista con el aval de la Universidad de Buenos Aires. Porque la tecnicatura la teníamos repartida en distintos lugares de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y para contar con una formación acabada y pulida es importante contar con el marco regulatorio de la universidad. En este sentido la facultad sigue siendo el norte, la máxima autoridad que conduce la educación en nuestro país.

Para la formación de estos técnicos hacen falta no solo aulas sino que hay que disponer de quirófanos. ¿Cuál es la cantidad de matrícula que se maneja en esta primera etapa al menos?
En realidad esto hace que no pueda ser masivo de ninguna manera por una cuestión de infraestructura. Por otra parte, hoy en día, la aplicación de nuevas técnicas de simulación en el manejo de instrumental como por ejemplo el ecógrafo hace que no exista una disponibilidad ilimitada. Así que estamos programando un curso que involucre entre veinte y treinta inscriptos que sean capaces de rendir en estos tres años de entrenamiento intenso, que tiene una currícula bastante importante, con materias como física, bioquímica, etc.

Son tres años de cursada aproximadamente y me imagino que la demanda para el egresado va a ser mucha…
En realidad, lo que se pensó cuando se constituyó la tecnicatura fue volcar dentro de los Ministerios de Salud una recomendación como para que exista un técnico cada tres quirófanos. Esto se debe a que el material anestésico es altamente sensible, no puede ser manipulado por gente inexperta y por otro lado, en la secuencia práctica se presentan muchas veces casos en los que el técnico tiene que colaborar en auxilio en situaciones diversas y variadas. Entonces, así como se recomienda una enfermera cada cuatro camas, nosotros vemos como fundamental este marco de reparo para que los que se formen tengan prontamente una salida laboral.

Bueno, sabemos que a partir de la creación de la tecnicatura hay muchos alumnos de otras carreras de la facultad y de otras facultades que se interesaron en esta nueva especialidad. Eso es auspicioso. Y me imagino que sería bueno que se cree esta especialidad en otras facultades de medicina del país.
Sí por supuesto. Ahora existe esta tecnicatura en la Universidad de Cuyo, con una currícula distinta a la que hemos desarrollado nosotros. Ni mejor ni peor, simplemente con otros patrones de búsqueda de formación. Nosotros tomamos modelos de países en donde existe la medicina social, como Canadá o Australia, agregando por supuesto las necesidades propias. Por otro lado, en Mar del Plata ya está el proyecto de implementar la tecnicatura manejada desde la UBA, o sea desde nuestra facultad. Así que sí, está el plan de crear distintas unidades académicas para descentralizar la formación.