Sociedad

Miércoles 06 de mayo de 2015

Liberaron al empresario secuestrado: lo escondieron dentro de un ataúd

Daniel Rebagliati era de Martín Coronado y estaba desaparecido desde hacía ocho días; su familia arrojó un bolso con más de 1.500.000 pesos desde un tren en movimiento.

Compartir en

El empresario bonaerense que estaba secuestrado desde hacía una semana y por cuya liberación se exigían dos millones de dólares fue liberado esta madrugada tras el pago de un rescate que osciló entre 1.500.000 y 1.800.000 de pesos, según confirmaron desde el entorno de Daniel Rebagliatti, de 53 años.

Se trata de un industrial del partido de Martín Coronado, partido de Tres de Febrero, que fue secuestrado hace ocho días y que permaneció parte de su cautiverio en un ataúd, según pudo saber este medio.

La liberación se produjo cerca de las 3 de la madrugada en el partido bonaerense de Almirante Brown, confirmaron las fuentes del caso. Además, según pudo saberse, la familia pagó una suma de dinero indeterminada, tras arrojar un bolso con plata por la ventanilla del tren, en un paso a nivel a la altura la localidad de Caseros y El Palomar.

Rebagliatti, de 53 años, se dedica a la fabricación de complejos equipos para controlar derrames de petróleo y de sustancias tóxicas.

El empresario que permaneció ocho días secuestrado en el conurbano bonaerense “en todo momento estuvo encapuchado” y sus captores lo “trataron bien”, según le contó la propia víctima a la empleada de la remisería a la que se dirigió esta madrugada el hombre para pedir ayuda.

“Apareció a tres cuadras de la agencia donde soy telefonista… llegó a las 3 y 10 de la mañana a la agencia”, contó la mujer, de nombre Teresa, al hablar sobre la liberación del empresario, de 53 años, quien apareció en el partido de Almirante Brown. “Estaba barbudo y tenía frío”, describió.

La empleada aseguró al canal TN que los secuestradores “le sacaron la capucha que tenía y (él) empezó a caminar, dijo que no veía nada, que estaba obnubilado”, ya que “en todo momento estuvo encapuchado”, y añadió que los delincuentes “lo trataron bien”, aunque “obviamente estaba muy nervioso”.

La víctima había sido capturada cuando salía de su fábrica, cercana a la planta de la automotriz Peugeot, ubicada en Tres de Febrero. A partir de ese momento, comenzó una serie de negociaciones entre los secuestradores y un hermano de Rebagliatti.

En una primera llamada extorsiva, los delincuentes exigieron dos millones de dólares de rescate para liberar sano y salvo al empresario.

Las negociaciones se complicaron ante la imposibilidad por parte de la familia de la víctima para reunir semejante cantidad de dinero. En una de las últimas comunicaciones registradas anteanoche, se habría acordado el pago de una cifra menor y en pesos. La familia habría reunido entre 1.500.000 y 2.000.000 de pesos. Según supo LA NACION, parte del rescate se pagó, pero no se precisó el monto.

El hecho es investigado por el fiscal federal de Tres de Febrero Paul Starc y detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín de la policía bonaerense.

FUENTE: La Nacion