Pais

Martes 07 de abril de 2015

“Lamentablemente, se viene otro paro”, advirtió el jefe de la UTA, Roberto Fernández

Fernández pidió que el Gobierno convoque a las centrales obreras para "conversar" cambios en el impuesto a las Ganancias.

Compartir en

El jefe de los colectiveros de la UTA, Roberto Fernández, aseguró hoy que convocarán a un nuevo paro nacional en caso de que el Gobierno no responda a su reclamo por el impuesto a las Ganancias. Además, reconoció que trabaja para reunir en una misma mesa a Antonio Caló , jefe de la CGT cercana a la Casa Rosada, Hugo Moyano , titular de la CGT opositora, y Luis Barrionuevo, líder de la CGT Azul y Blanca.

“El silencio que está haciendo el Gobierno de no escuchar y no abrir la puerta para sentarse en una mesa a conversar, crea este malestar de un paro nuevamente”, afirmó Fernández.

El titular de la UTA, uno de los actores que garantizaron el éxito de la huelga de 24 horas de la semana pasada, sostuvo que “es preocupante” la falta de respuesta de Cristina Kirchner a la medida de fuerza impulsada por la alianza de 22 sindicatos del transporte y a la que adhirieron los bancarios, Moyano, Barrionuevo y la CTA disidente, de Pablo Micheli .

El martes pasado, en plena protesta, la Presidenta comparó a los dirigentes gremiales con la oligarquía y pidió que sean “solidarios” con los más necesitados.

El gremialista anticipó que el nuevo paro podría ser convocado a fin de mes o a principios de mayo, evitó decir si la medida de fuerza se extenderá durante 36 horas, tal como sugirió Barrionuevo, y pidió la reunificación de la CGT.

“Lamentablemente, se viene otro paro u otra medida, vamos a buscar todos los medios para que el Gobierno reaccione y nos sentemos a conversar, pero si no sucede bajo la unidad del movimiento obrero, va a haber problemas”, advirtió.

En ese sentido, el jefe de los colectiveros reconoció que intentará reunir a Caló, Moyano y Barrionuevo “para unir al movimiento obrero”. “Tenemos que estar unidos, es fundamental para los trabajadores que los dirigentes estemos juntos. No nos fue bien estando divididos”, aseveró Fernández, que integra la CGT más cercana a la Casa Rosada.

El sindicalista dejó en claro que esperarán un llamado desde Balcarce 50 antes de anunciar una nueva protesta. “Espero que el Gobierno llame esta semana a cualquier compañero de las tres CGT y empiece a solucionar este tema”, apuntó.