Pais

Viernes 20 de febrero de 2015

La muerte del fiscal Nisman: fiel a su estilo, Elisa Carrió está repleta de suposiciones

La diputada habló del periodista Damián Patcher y de una supuesta reunión de inteligencia en un barco de Buquebus.

Compartir en

Elisa Carrió afirmó que el periodista Damián Patcher, quien dio la primicia sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman y que luego se fue a Israel denunciando amenazas “es del Mossad”, el servicio de inteligencia de ese país.

“Está claro que el periodista que se va a Israel es de la Mossad, está claro que la Mossad está diciendo ‘acá están haciendo un operativo ‘”, dijo Carrió en declaraciones al canal TN.

Señaló además que “el periodista”, en referencia a Patcher, “se va para no comprometer a uno de los directivos de ese diario que es (Jorge) Capitanich y ahora Cristóbal López”.

“Todos los servicios secretos internacionales estaban siguiendo este caso”, dijo Carrió, en referencia a la denuncia que presentó en su momento el fallecido fiscal Alberto Nisman.

Asimismo, dijo que la noche en que el fiscal Alberto Nisman murió como consecuencia de un balazo en la sien, el 18 de enero, en el ferry Buquebus viajaban diplomáticos sirios e iraníes. E indicó que allí mantuvieron “una reunión de inteligencia”.

“Tengo por cierto, estamos verificando los dichos que me ratificaron siete personas, e incluso un periodista, que la noche que él viene había una reunión de inteligencia de diplomáticos sirios e iraníes en el Buquebus”, dijo.

Consultada por el diario uruguayo El País, Carrió explicó que obtuvo el dato por fuentes cercanas a la embajada de Uruguay en Argentina sobre esa reunión de diplomáticos de inteligencia de Siria y de Irán: “Lo que me dicen es que el embajador (Guillermo) Pomi venía en el barco que era el último barco que salía desde Montevideo a Buenos Aires”.

Carrió dijo que ella lo chequeó con otras fuentes cercanas a Pomi, “de sexo masculino”, y confirmó que la reunión existió. Añadió que podría tratarse de diplomáticos de Uruguay, porque “es sabido” -precisó- que hay reuniones de inteligencia en Montevideo y Buenos Aires.

“A lo que tienen miedo no es a lo que dijo Nisman hasta ahí, sino a la conexión local. Quien podía dar soporte operativo, remite a fuerzas guerrilleras formadas en Beirut. El secretario de (Mosher) Rabbani es un ex montonero. Rabbani vivía en la calle Rivera en Uruguay. Y las reuniones de inteligencia se están haciendo en Montevideo. Hay una íntima relación con funcionarios actuales del gobierno”, afirmó la diputada.

A su vez, el embajador uruguayo Pomi negó que tuviera conocimiento de esa situación y rechazó los dichos de Carrió: “Yo nunca vi ninguna reunión de nada. Yo no hablo con ella ni dije eso. No tengo ninguna idea de nada de eso, no tengo ninguna referencia”.