Sociedad

Lunes 05 de octubre de 2015

La insólita defensa de un abusador en San Juan: “No violé, me pagaban con sexo”

Miguel Ángel Delgado Oyola, más conocido en San Juan como el "Manochanta", fue condenado por haber violado a su hijastra desde que ésta tenía 15 años. Ofrecía sanaciones a través de rituales.

Compartir en

Miguel Ángel Delgado Oyola fue condenado por haber violado a su hijastra desde que ésta tenía 15 años. Llegó a la casa de la joven ofreciendo sus servicios de curanderismo y diciendo que podía sanar a sus hermanos menores a través de rituales que incluían acceder carnalmente a la menor.

Desde el Penal de Chimbas el abusador conocido mediáticamente como el “Manochanta”, habló con el diario Tiempo de San Juan, luego de que el hombre recibiera una pena de 19 años, considerándolo culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravado por la convivencia y su calidad de guardador de la víctima, Bárbara Chaparro.

El hombre se metió en la casa de los Chaparro, diciéndole a la madre de Bárbara que él podía curar a sus dos hermanos enfermos, sin embargo, él lo desmiente. Es más, asegura que la joven sacó todo lo que dijo a la policía de una revista pornográfica que encontraron en la basura. “Un día que fuimos a recoger cartones, ella encontró una revista pornográfica y un libro de curanderismo, de ahí sacó todo”, dice.

“A veces mis clientas no tenían plata para pagarme, entonces me pagaban la mitad con plata y la otra mitad con sexo”, relató Oyola, para rematar diciendo “así tuve un montón”.

Con respecto a los rituales de curanderismo que incluían acostarse con Bárbara, el convicto los desmiente tajantemente. “Les ofrecía ayuda espiritual, rezábamos, además yo vendía productos online a base de yuyos que traía de Colombia, pero nada de curanderismo. Es lo que enseñan en la escuela científica Basilio”, sostiene el hombre.