Sociedad

Viernes 20 de noviembre de 2015

La Federación de Docentes de las Universidades convoca a votar a Daniel Scioli

Compartir en

El 22 de noviembre no es una elección más, en ella se enfrentan dos modelos de país y los argentinos no podemos estar indiferentes ante el resultado, de ello dependerá nuestro futuro dado que se definirá el modelo de sociedad para los próximos años, si continuamos con un proceso de crecimiento con inclusión social o si cambiamos retrocediendo a uno de los momentos más tristes de nuestra historia.
Por un lado está el modelo neoliberal, que encarna la Alianza Cambiemos con Mauricio Macri como candidato, representando a los sectores más concentrados de la riqueza, al FMI y a los Fondos Buitres, a esos que añoran la década del 90.
Ellos en estos años han rechazado la estatización de YPF, de Aerolíneas Argentinas, de AYSA, de los fondos de las AFJP y sus economistas “ahora escondidos” pregonan un ajuste con una megadevaluación, un dólar a 16 pesos, un Estado ausente, el fin de los subsidios a los combustibles y al transporte y de las paritarias y los aumentos salariales. Yendo más específicamente a nuestro sector, el de los docentes y los investigadores, para Macri la educación y la ciencia y la tecnología es un gasto y no una inversión y así lo ha demostrado como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con su baja inversión educativa y casi nula en ciencia y tecnología, tratemos de pensar en un solo logro conseguido por su gobierno en ciencia y tecnología, claramente no existe.
Por otro lado está el modelo de crecimiento con inclusión social que representa el Frente para la Victoria, con Daniel Scioli como candidato a Presidente de la Nación, quién se ha comprometido a continuar y a profundizar con los cambios necesarios el modelo de desarrollo de estos últimos doce años, a lograr la soberanía energética, a que se construyan mas cloacas y más argentinos tengan agua potable, a un Estado presente que distribuya la riqueza sosteniendo los subsidios al transporte y a los combustibles, a llegar a una jubilación del 82 % móvil y a que los trabajadores sigamos discutiendo paritarias libremente con los empresarios, a modificar el impuesto a las ganancias, a defender la industria y la producción nacional incorporando tecnología a nuestros productos primarios “a la materia prima hay que agregarle materia gris”.
Respecto de la Política Educativa y en Ciencia y Tecnología , recordemos que en el año 2002 el presupuesto universitario era de $ 1.600 millones y hoy supera los $ 52.000 millones, que se crearon 17 nuevas Universidades en todo el territorio del País, que hay más de 50.000 becas para los estudiantes universitarios, que los docentes tenemos nuestra jubilación del 82 % móvil y que los docentes y no docentes conseguimos, por primera vez en nuestra historia, la sanción de Convenios Colectivos de Trabajo, paritarias y un aumento salarial de más del 2000 %, que se construyeron y se refaccionaron miles de metros cuadrados con un plan de infraestructura que no tiene antecedentes en nuestra historia.
Por ello, los que representamos a los docentes universitarios no dudamos al momento de ir a votar, estamos convencidos que la educación, la ciencia y la tecnología hecha por argentinos es el factor decisivo para el desarrollo del país.
Los desafíos que tiene la Argentina en materia económica, social y de seguridad sólo podrán enfrentarse responsablemente con las herramientas que nos da el conocimiento generado por los investigadores argentinos. En ese sentido, Daniel Scioli es el único candidato a la presidencia que se comprometió por escrito a garantizar la continuidad y profundización en materia de políticas educativas y científicas y a incrementar el presupuesto para la educación del 6,2 al 8% del PBI y la inversión en ciencia y tecnología del 0,6% al 1% del PBI.
También nos llena de orgullo que haya elegido para acompañarlo como Ministro de Educación, al Rector de la Universidad de Buenos Aires, el Profesor Alberto Barbieri, de quien conocemos su destacada trayectoria en defensa de la Universidad pública, gratuita cogobernada, autónoma, de excelencia y con inclusión social.
Sabemos que los avances en materia educativa hicieron posible una recomposición sustancial del presupuesto; la ejecución de importantes programas de inclusión; un impulso estratégico para la formación de ingenieros; la recuperación de la educación técnica; la implementación del programa Conectar Igualdad —que ha implicado una reducción de la brecha digital—; logros que han generado que Argentina tenga —según la UNESCO— los mejores índices de acceso a la educación en América latina.
Pero más importante que el detalle de estos hechos es el reconocimiento por parte de la Argentina del papel activo de científicos, investigadores, docentes, profesionales, no docentes y estudiantes en la construcción de un país con más industrias, con más empleo, con más justicia social, un país con más educación. Por ello, hoy nuestras Universidades Nacionales intervienen activamente en la formulación de políticas del Estado.
La defensa de la Universidad Pública es la defensa de una política de Estado, que ha tenido un gran impacto social y económico durante estos últimos años, defensa que no solo depende de la comunidad universitaria sino de todos los argentinos.
Por ello es que más de 30 rectores de Universidades Públicas, la gran mayoría de los científicos y docentes y la totalidad de los gremios del sector apoyamos a Daniel Scioli como candidato a presidente, por la defensa de nuestros derechos, por la defensa de la educación Pública, por la Investigación Científica y Tecnológica al servicio del desarrollo y por un país inclusivo y con justicia social.

Daniel Ricci
Secretario General FEDUN
Federación de Docentes de las Universidades