Mundo

Miércoles 23 de septiembre de 2015

La cumbre de la UE intentará enviar señal de unidad y responsabilidad por la crisis de los refugiados

La cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea intentará enviar hoy desde Bruselas una señal de unidad y responsabilidad ante la crisis humanitaria de los refugiados, de la que aún no avizoran una solución inmediata y a la que le asignan su origen, sobre todo, al conflicto sirio.

Compartir en

La cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) intentará enviar hoy desde Bruselas una señal de unidad y responsabilidad ante la crisis humanitaria de los refugiados, de la que aún no avizoran una solución inmediata y a la que le asignan su origen, sobre todo, al conflicto sirio.

Fuentes de la UE destacaron que no habrá conclusiones oficiales de los Veintiocho, pero sí previsiblemente una declaración del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Poco antes del cónclave, el primer vice presidente primero del organismo, Frans Timmermans, alertó sobre que “algunos elementos de la política de asilo” impulsadas por la UE “no están siendo cumplidos” por algunos de los miembros, según informó la cadena WDR.

Entre esos países mencionó a Austria, Belgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Alemania, Estonia, Grecia, España, Francia, Hungría, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Rumania, Suiza y Eslovenia.

Previamente ayer, los ministros del Interior de la UE no lograron ponerse de acuerdo para alcanzar una decisión unánime y aprobaron por mayoría el reparto en dos años de 120.000 refugiados de Medio Oriente y África.

Una decisión que, sin embargo, no ofrece una solución a la crisis actual ni distiende la crispación política que crece entre los países del Viejo Continente.

Ante este panorama, en el cónclave de hoy los líderes europeos no tratarán soluciones de urgencia o medidas a corto plazo, tratando de amortiguar el hecho de que tuvieron que votar para sacar el sistema de cuotas adelante, evidenciando la división que ha dominado las negociaciones en las últimas semanas.

Por ello la UE debe hoy “enviar una clara señal de que se trata de un problema europeo, de que los líderes son conscientes de que hay que abordarlo al más alto nivel y de que asumen su responsabilidad”, subrayaron fuentes diplomáticas citadas por la agencia de noticias EFE.

“Tienen que mostrar unidad europea frente a las diferencias que hasta ahora han dominado” sus debates, agregaron, y advirtieron de que la cumbre “solo es el principio” de un largo proceso.

También debatirán la implementación de las devoluciones y readmisiones y el funcionamiento de los centros de registro de demandantes de asilo en países como Grecia.

En cambio, no se espera, al menos a priori, un debate detallado sobre el establecimiento de un mecanismo permanente de reparto de refugiados para futuras crisis que la CE propondrá más adelante.

Además serán objeto de la conversación entre los líderes las ayudas presupuestarias a la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y al Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Los líderes consideran que, para atajar la crisis de los refugiados sirios, eritreos y afganos, principalmente, habrá que hablar de desarrollo con los países de África y sobre una “solución política” en el caso de Siria, indicaron las fuentes.