Pais

Lunes 31 de agosto de 2015

La Corte de Nueva York le dio la razón al BCRA y ordenó a Griesa desestimar demanda de los buitres

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York falló a favor del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y rechazó la demanda realizada por los fondos buitre que buscaban determinar a la entidad bancaria como un “alter ego” del Estado argentino con el fin de embargar sus reservas.

Compartir en

En un documento de 43 páginas, el tribunal de apelaciones “revocó” la orden de Griesa del 26 de septiembre de 2013, y lo instruyó a que desestime el reclamo de los fondos buitre EM y NML Capital realizado en el marco del litigio que llevan adelante contra Argentina en los tribunales de Estados Unidos.

En su decisión, Griesa “incurrió en error” en su interpretación respecto a “la imputación de la renuncia de Argentina sobre inmunidad soberana el BCRA en base a una teoría del alter ego”, así como en “la aplicación de la excepción a la actividad comercial del uso del BCRA de sus cuentas con la Reserva Federal de Nueva York”, agregó el texto con fecha de hoy.

{La Corte de Apelaciones desestimó los argumentos de los demandantes por “no ser suficientes” respecto a la supuesta dependencia del BCRA con el Estado argentino en lo que hace a las operaciones diarias, al señalar que “la mayoría de las acciones que habrían sido tomadas por el BCRA son funciones gubernamentales llevadas adelante por la mayoría de los bancos centrales”.

En ese sentido, el tribunal mencionó que los gobiernos “comúnmente ejercitan algunas medidas de control sobre sus agencias” siendo que junto con los bancos centrales, “incluida” la administración estadounidense y la Reserva Federal, “con frecuencia consultan y coordinan sus acciones con respecto a las políticas monetarias”.

A su vez, los magistrados de la instancia de apelación rechazaron otra de las demandas de los fondos buitre respecto a “fraudes e injusticias” en referencia a la cancelación con el Fondo Monetario Internacional, al asegurar que “no hay nada irregular o fraudulento a cerca de que Argentina reconozca una preferencia por el pago de un conjunto de acreedores sobre otros”.

“El alegato de los demandantes simplemente no muestra que Argentina ha utilizado al BCRA para frustrar los esfuerzos de cobro de sus acreedores o de que trató al BCRA como una entidad `falsa´ para ocultar sus propios activos”, dijo el documento.