Pais

Jueves 16 de julio de 2015

La Cámara Federal apartó al juez Bonadio de la causa Hotesur por dos votos contra uno

Los jueces Freiler y Ballestero votaron por el desplazamiento del magistrado de la investigación por los negocios hoteleros de la familia presidencial. Farah se pronunció a favor de que la continuidad.

Compartir en

Horas después de la polémica generada en el kirchnerismo por los procedimientos ordenados por el juez Claudio Bonadio en le caso Hotesur, la Sala I de la Cámara Federal porteña decidió el apartamiento del magistrado de la investigación.

En el segundo piso de los Tribunales de Comodoro Py, la Sala I los tres integrantes del cuerpo debatieron el pedido de nulidad realizado por la defensa de Romina Mercado, presidente de Hotesur y sobrina de la presidente Cristina Kirchner. Es el mismo tribunal que desechó la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidente Cristina Kirchner.

Los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Freiler se pronunciaron a favor del desplazamiento de Bonadío, mientras que Eduardo Farah votó por la continuidad. El recurso de Mercado se basó en el rechazo a una convocatoria de contadores de la Corte Suprema de Justicia que realizó Bonadío meses atrás.
El magistrado los había convocado para que -debido a la complejidad de la operatoria de lavado de dinero del caso- lo orientaran desde el punto de vista técnico. Tras el asesoramiento, Bonadio ordenó el peritaje contable sobre las empresas de la Presidente y también del empresario Lázaro Báez.

Fuentes judiciales confirmaron que la Cámara, en disicendia, removió de la causa a Bonadio, al declarar la nulidad de la convocatoria de los contadores.

Bonadío es considerado un juez “enemigo” por la Casa Rosada y blanco de críticas de funcionarios kirchneristas.

En este marco, el diputado Manuel Garrido recordó que Bonadio “es uno de los jueces de la servilleta menemista” y lo incluyó entre un grupo de jueces de la Justicia Federal que “se esconde” y no se expone ante las cámaras.

Conocidas sus diferencias con el magistrado, Garrido lo recordó como “uno de los jueces con el mayor récord de revocaciones de la Cámara Federal”. “No me parece que sea el ejemplo de limpieza y de lucha contra la corrupción que deberíamos sostener, más allá de la investigación que lleva adelante”.

“No le creo a Bonadio, no me parece un juez serio, nunca lo fue. Seguramente en la causa Hotesur hay elementos para investigar, pero no me parece que deba ser él, el adalid que se puede exhibir como una especie de mani pulite porque no lo es y nunca lo fue”, sentenció.

Más allá de las críticas, Garrido dejó en claro que “la Presidente igual tiene que explicar el incremento de su patrimonio”, planteó que el propio Garrido realizó cuando era fiscal de investigaciones administrativas.