Mundo

Martes 05 de mayo de 2015

ISIS se atribuyó el atentado en Texas: “Le decimos a EE.UU. que lo que viene será peor”

El grupo jihadista reivindicó por primera vez como propio un ataque en suelo estadounidense.

Compartir en

Con amenazas a Estados Unidos, el grupo jihadista Estado Islámico (EI) se atribuyó hoy la autoría del ataque frustrado del domingo pasado contra una exposición de viñetas del profeta Mahoma en Texas, que terminó con dos milicianos muertos.

“Dos soldados del califato han llevado a cabo un ataque contra una exposición de dibujos contra el profeta en la ciudad de Garland en Texas”, afirmó un locutor al principio de un boletín informativo de la radio online del grupo, Al Bayan, cuya autenticidad no pudo ser comprobada.

El locutor explicó que se trataba de una muestra de arte que enseñaba “dibujos negativos del profeta Mahoma” en donde dos atacantes abrieron fuego y causaron heridas a agentes de policía que defendían el lugar.

“Le decimos a América [Estados Unidos] que lo que viene será mayor y más amargo. Verán que los soldados del Estado Islámico hacen cosas horribles”, concluye la cinta.

El ataque tuvo lugar en Garland, en las afueras de Dallas, donde la asociación American Freedom Defense Initiative, considerada islamófoba, organizaba un concurso de caricaturas de Mahoma, cuya representación está prohibida por el islam.

Se trata del primer ataque en suelo estadounidense que la organización terrorista reivindica.

La Policía de Estados Unidos ha identificado a los autores del asalto como Elton Simpson, de 31 años, y Nadir Soofi, de 34, vecinos de un edificio de Phoenix (Arizona).

Hace dos días, Simpson y Soofi abrieron fuego con fusiles contra los agentes de la fuerza pública que custodiaban una exposición de caricaturas de Mahoma en Garland. Un policía los mató en el acto. Un guardia de seguridad resultó levemente herido en el tiroteo.

En enero pasado, 12 personas fueron asesinadas en París en la redacción del semanario francés Charlie Hebdo, que había publicado viñetas del profeta, en un atentado que fue reivindicado por Al Qaeda en la Península Arábiga.