Mundo

Martes 08 de septiembre de 2015

ISIS ató con bombas a un edificio a dos “espías chiítas” y los hizo estallar en Irak

El Estado Islámico mostró cómo ejecutó a los hombres en la provincia iraquí de Anbar. Luego de hacerlos explotar, los yihadistas exhibieron los cadáveres junto a los escombros.

Compartir en

Las barbaridades del Estado Islámico no se detienen. Nuevas imágenes revelaron cómo los terroristas ejecutaron a dos hombres acusados de ser “espías chiitas” en la provincia de Anbar, la más extensa de Irak.

Las capturas de un supuesto video difundido por ISIS y titulado “And Destroy Their Homes With Their Own Hands” (“y destruyen sus casas con sus propias manos”). Los yihadistas ataron a los hombres a un barril de explosivos en un edificio en ruinas.

Después conectaron el dispositivo de detonación e hicieron explotar el edificio. Identificados como Haidar Assad y Nashaat Mahmood, luego se los muestra muertos junto a los escombros de la estructura demolida.

Las imágenes se conocieron luego de que el lunes se difundiera otra brutal ejecución de ISIS, en la que se muestra el salvaje asesinato de un soldado. En aquel video se ve al verdugo afilando su espada. No una espada normal, sino un sable largo y curvo con dientes. Durante unos segundos, se ve al yihadista sacándole filo en una rueda de piedra gigante.

Aquel video fue difundido el mismo día que el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, anunció que fueron abatidos dos combatientes británicos del grupo. En un operativo con drones, cayó Reyaad Khan, un joven nacido en Cardiff (Gales) de 21 años que apareció hace un año en video del ISIS en el que pedía a otros jóvenes occidentales que se unieran al grupo armado.

En el ataque, ejecutado el 21 de agosto contra un vehículo que viajaba en el área de Raqqa, en Siria, murieron además otros dos combatientes yihadistas, uno de ellos Ruhul Amin, de 26 años, nacido en la localidad escocesa de Aberdeen.