Mundo

Lunes 15 de junio de 2015

Histórico: el Vaticano juzga a un ex nuncio por abuso y posesión de pornografía

Jozef Wesolowski, de 66 años, está acusado de violar a menores en República Dominicana y de tener material "pornográfico-pederasta" durante su estadía en Roma.

Compartir en

La medida fue comunicada mediante una nota de la sala de prensa vaticana en la que se hizo constar la decisión correspondiente del Presidente del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, Profesor Giuseppe Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto.

Di Sanguinetto dispuso el envío a juicio del religioso polaco, de 66 años, a petición de la Justicia dominicana, que lo acusa de abusos a menores en aquel país.

Pero la reforma del código penal aprobada en 2013 por el papa Francisco hace también posible el enjuiciamiento de Wesolowski por la posesión de pornografía infantil durante su estancia en Roma.

“El ex prelado está acusado de varios delitos cometidos durante su estancia en Roma desde agosto de 2013 hasta el momento de su arresto (el 22 de septiembre de 2014), y durante el período en el que estuvo en República Dominicana, durante los cinco años en que se desempeñó como nuncio apostólico”, precisó el Vaticano.

La nota distribuida a los medios indica que a Wesolowski se le imputa, durante su período en Roma, “el delito de posesión de material pornográfico-pederasta”.

Para el período del religioso polaco antes de su llegada a Roma “las acusaciones se basan en el material probatorio transmitido por la Autoridad Judicial de Santo Domingo sobre los abusos sexuales de menores”.

El órgano judicial competente podrá utilizar “pericias técnicas sobre los aparatos informáticos utilizados por el acusado”, o “eventualmente de formas de cooperación judicial internacional para la evaluación de las pruebas testimoniales procedentes de las autoridades competentes de Santo Domingo”.

En la nota de la oficina de prensa de la Santa Sede se valora que se trata de “un procedimiento delicado y articulado, sobre el que es intención de todas las partes interesadas en el juicio efectuar las pruebas y análisis más escrupulosos”.

En septiembre del año pasado, Wesolowski fue sometido a arresto domiciliario en Roma como medida cautelar por expresa decisión del papa Francisco y debido a los “graves hechos de abuso a menores en la República Dominicana” presuntamente cometidos por él.

El polaco afronta penas de 6 a 10 años de cárcel por las acusaciones que pesan contra él en la República Dominicana.