Mundo

Miércoles 29 de julio de 2015

Hallaron restos de un avión que podrían resolver el misterio del vuelo de Malaysia Airlines

Encontraron parte de un avión comercial. Los peritos intentan de determinar si efectivamente se trata del vuelo de Malaysia Airlines desaparecido el 8 de marzo de 2014 en el océano Índico.

Compartir en

El hallazgo de restos de un avión comercial en una pequeña isla del océano Índico despertó las alarmas en todo el mundo, al considerar que podría tratarse del avión Boeing 777 de la aerolínea Malaysia Airlines que desapareció luego de despegar de Kuala Lumpur hacia Beijing con 227 pasajeros y 12 tripulantes el 8 de marzo de 2014.

Los investigadores intentan determinar si los restos de una aeronave encontrados en la isla Reunion pertenecen a el misterioso vuelo MH370, que desapareció del radar de los controladores aéreos una hora después de haber despegado. El avión nunca fue hallado y nunca se supo qué pudo haber ocurrido, pese a que se elaboraron cientos de teorías al respecto.

“Es muy pronto para decir si es o no el MH370”, señaló Christian Retournat, miembro de la Fuerza Aérea Francesa desde el lugar. “Acabamos de encontrar los restos esta mañana en la costa de Sant Andre”, añadió.

Las autoridades aéreas nunca pudieron establecer con precisión por qué el comandante del vuelo MH370 desvió abruptamente su rumbo sin previo aviso en la ruta entre Malasia y Vietnam. Los expertos pasaron semanas visualizando las imágenes satelitales tratando de determinar la ruta final de Boeing de Malaysia, aunque sin suerte.

El avión de Malaysia Airlines desapareció el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo tras cambiar de rumbo en una “acción deliberada” tan solo cuarenta minutos después de haber despegado de Kuala Lumpur con dirección a Pekín.

El contacto se perdió poco tiempo después de alcanzar el espacio aéreo vietnamita. Ese día comenzó una gran operación multinacional de búsqueda en aguas de Vietnam que no trajo resultados. El avión voló al menos siete horas desde su desaparición siguiendo una ruta en dirección oeste. Alguien a bordo “muy probablemente de forma intencionada” desconectó los sistemas de comunicación, explicaba en ese entonces el primer ministro malasio, Najib Razak. El CEO de la compañía aérea del avión desaparecido confirmó que el último mensaje recibido desde el avión fue del copiloto. Decía: “Todo bien, buenas noches” y que éste fue enviado cuando ya se habían desconectado los sistemas de señales del avión.

Finalmente, el 24 de marzo, el premier malasio confirmó que el avión se había estrellado en el mar, en el sur del Índico, en una zona remota y lejana de tierra. Nadie había sobrevivido.

Meses después, 17 de julio de 2014, otro avión de Malaysian Airlines, un Boeing 777 del vuelo MH17, fue derribado por un misil en el este de Ucrania con 298 personas a bordo.