Mundo

Jueves 08 de octubre de 2015

Habló el cura gay expulsado por el Vaticano: “Era una necesidad salir del armario”

El monseñor Krzysztof Charamsa contó cómo fue el proceso por el que decidió revelar su homosexualidad.

Compartir en

“Siempre trabajé para convencerme de que lo que me pasaba era algo malo, sucio, que lo elimine de mi corazón. Porque yo quería ser sacerdote, me sentía llamdo por Dios. Pero después de muchos años de trauma me dí cuenta que eso no tiene nada que ver con Dios”, explicó el sacerdote que la semana pasada reveló su homosexualidad al mundo y fue expulsado por el Vaticano.

En declaraciones radiales, monseñor Krzysztof Charamsa contó que su decisión implicó pagar un “precio muy alto” pero que “era más alto el descontento por mi elección sexual”. ” Me dí cuenta que hay una experiencia de humanidad y un conocimiento de las personas que en la Iglesia es negada, que no se puede hablar”, contó el cura.

Asímismo, Charamsa halagó al Papa Francisco. “para mi es un ejemplo de escuchar a las personas. Es paradigmático. Está cambiando la mentalidad de las personas”.

“Estoy muy bien, para mi fue una necesidad salir del armario y poner en transparencia mi vida adelante de los otros”, explicó.

“Dios hoy me contesta con paz. Nuestro Dios es un Dios silencioso que ama la paz”, sostuvo el cura y pidió: “Seamos libres”.

Charamsa, de 43 años, era miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe desde 2003. Dejó su puesto tras la difusión de sus declaraciones, confirmó Federico Lombardi, portavoz del Vaticano.

“A pesar del respeto que merecen los hechos y circunstancias personales y las reflexiones sobre ellos, la elección de declarar algo tan clamoroso en la víspera de la apertura de Sínodo resulta muy grave e irresponsable”, había sentenciado Lombardi.