Mundo

Lunes 21 de diciembre de 2015

Guerra en Oriente medio: Talibanes tomaron el control de un estratégico distrito del sur de Afganistán

SE TRATA DEL DISTRITO DE SANGIN EN LA PROVINCIA DE HELMAND, CLAVE PARA EL CONTROL DEL SUR DEL PAÍS. FUE LUEGO DE QUE LAS AUTORIDADES SE RETIRARON DE LA REGIÓN “PARA EVITAR MÁS BAJAS ENTRE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD", SEGÚN UNA FUENTE OFICIAL.

Compartir en

Las tropas afganas en el distrito de Sangin decidieron anoche retirarse del complejo donde están las oficinas del gobierno para evitar que aumentasen las bajas en sus filas.

“Fue una retirada estratégica para evitar más bajas entre las fuerzas de seguridad”, aseguró una fuente, tras evitar dar más detalles sobre el número de muertos y heridos entre la Policía y el Ejército afganos durante los choques contra los talibanes en Sangin.

Todos los edificios gubernamentales del distrito de Sangin fueron ocupados, confirmó, por su parte, Hashim Alokozai, senador por Helmand, citado por EFE.

El vicegobernador de la provincia de Helmand, Muhammad Jan Rasoulyar, había avisado ayer en una carta abierta al Gobierno afgano colgada en la red social Facebook, que la región estaba “a punto de desmoronarse”, por lo que necesitaban ayuda “urgente”.

Además avisó que en Helmand podría suceder lo mismo que en la provincia norteña de Kunduz, controlada por los insurgentes entre septiembre y octubre, los cuales llegaron incluso a ocupar durante unos días su capital homónima, en lo que supuso su mayor logro militar desde la invasión estadounidense de Afganistán en 2001.

“(Pero) Helmand no es Kunduz, que pudo ser recuperada fácilmente. En Helmand hay más vegetación y posee un buen entorno para realizar ataques rápidos y luego esconderse. Sería un sueño recuperarla si cae en manos de los talibanes”, sentenció.

Helmand es uno de los principales bastiones de los talibanes, grupo que controla totalmente al menos tres de sus 14 distritos -nueve de ellos de manera parcial- y concentra casi el 50 % de la producción de opio de Afganistán, una de las fuentes de financiación más importantes de los talibanes.