Martes 17 de Junio de 2014

Grupo A: Brasil no pudo con un México que tuvo al arquero Ochoa como figura

La pasó muy mal el Scratch ante el equipo de Herrera. Decepción en Fortaleza.

Compartir en

Brasil no tuvo ayuda esta vez y casi se queda sin nada ante un México que jugó sin miedos en Fortaleza y celebró un importante 0 a 0 ante el local y principal candidato al título.

A pesar de la igualdad sin goles, el partido fue intenso y tuvo una gran cantidad de llegadas que pudieron haberle puesto otras cifras al marcador.

Tras 15 minutos iniciales en que debió aguantar la presión del local, México se recuperó y adelantó en el campo. Y sobre 23 minutos, Héctor Herrera remató desde afuera, desvió Julio Cesar y el árbitro turco Cuneyt Cakir se negó a dar un claro tiro de esquina.

Dos minutos más tarde, Guillermo Ochoa, la gran figura de la tarde, tapó la primera de una gran cantidad de ocasiones tras un centro de Dani Alves y un cabezazo muy peligroso de Neymar a un palo.

México respondía ante cada ofensiva local y a los 40, tras un gran desborde de Andrés Guardado, la pelota derivó en José Vázquez y este remató apenas desviado.

En el complemento, México arrancó mejor aun y se animó a jugar decididamente en campo brasileño, haciendo dudar a la última línea en cada avance. Vázquez y Gio dos Santos tomaron cada más protagonismo y generaron peligro cerca de Julio César con remates desde afuera. Herrera, otro de los buenos intérpretes mexicanos, enganchó de derecha a izquierda y remató violentamente cuando iban 11 minutos.

A los 17 minutos, ya con el árbitro sacando amarillas varias a los futbolistas mexicanos, Brasil dispuso de un tiro libre que Neymar remató muy cerca por el palo derecho de Ochoa. Solo así pudo recobrar la forma el seleccionado de Scolari, y a los 22, otra vez Neymar, remató fuerte para que Ochoa se luciera por enésima vez, como ante un cabezazo de Thiago Silva con destino de gol.

Sobre el cierre, México se mostró más entero y manejando los tiempos. Prueba de ello,  Guardado enganchó y le pegó de zurda a la salida de un corner para hacer sufrir por última vez a Brasil.

La pasó mal el Scratch y temió lo peor ante México, un seleccionado que entró por la ventana al Mundial pero que de a poco va sacando chapa de candidato.