Mundo

Lunes 08 de junio de 2015

González visitó presos políticos en Venezuela y cuestionó las políticas represivas de Maduro

El ex presidente de España, en su primera jornada en Caracas, donde formará parte de la defensa de los detenidos por el chavismo, estuvo con el alcalde Antonio Ledezma.

Compartir en

Después de días de hermetismo, este domingo el ex presidente de España, Felipe González, finalmente llegó a Venezuela para colaborar en la defensa de los opositores encarcelados por el chavismo, tal como lo había prometido en el mes de marzo.

Su primera actividad ya en suelo venezolano fue entrevistarse con el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien se encuentra recluido en su casa mientras se recupera de una operación por una “hernia inguinal”.

Durante las primeras horas de su estadía en Venezuela, González contó, sin haberlo solicitado, con una escolta permanente de las patrullas del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

A pesar de no haber tenido problemas en inmigraciones y de haber podido ingresar al país caribeño, algunos consideran que el gobierno de Nicolás Maduro, que desde un primer momento se opuso a la llegada del ex presidente español, le pondrá más de un obstáculo a González durante sus días en Venezuela.

Por lo pronto, en su primer día en la capital venezolana, fue blanco de diferentes protestas callejeras impulsadas por gobernadores que responden al chavismo. “Venezuela se respeta” y “Fuera de aquí”, fueron algunas de las consignas promovidas por alcaldes y gobernadores oficialistas.

“A pesar de las reticencias iniciales, sabemos que el Gobierno está dispuesto a dejarlo entrar al país, pero otra cosa muy diferente es lo que le permitirá hacer acá. No nos debe extrañar que se trate de una visita llena de restricciones”, explicó al diario colombiano El Tiempo, Elsa Cardozo, doctora en Ciencias Políticas e internacionalista.

El arribo del ex mandatario español a Caracas llegó en un momento delicado para el presidente Maduro. Sobre todo después de la cancelación a última hora de la visita del jefe de Estado bolivariano al papa Francisco en el Vaticano.

Si bien el líder chavista acusó una fuerte gripe, desde la oposición sostienen que el principal motivo de su cancelación fue evitar el tema de los presos políticos con el Sumo Pontífice.

“Queda claro que el Papa entiende la crisis de Venezuela y que le iba a pedir a Maduro que liberara a los presos políticos, por eso no fue”, señaló Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López.

González también tiene previsto visitar al ex líder de Voluntad Popular, quien lleva casi dos semanas en huelga de hambre, en la cárcel militar de Ramo Verde. Asimismo, el ex presidente español también acudirá a la cárcel 26 de julio, en el estado Guárico, para visitar al ex alcalde Daniel Ceballos.

El próximo miércoles se reanudará la sesión por la causa contra Leopoldo López. Allí estará González, aunque aún no se ha definido si lo hará como asesor o como parte del público.

Durante sus días en Venezuela, también se espera que visite a estudiantes que fueron detenidos en las protestas del año pasado. Siete de ellos se sumaron a la huelga de hambre.