Mundo

Jueves 17 de septiembre de 2015

Francisco tildó de “preocupante el aumento de la prostitución que alimenta la criminalidad de la trata”

El papa Francisco calificó hoy de "preocupante" el "aumento" de la cantidad de jóvenes niñas y mujeres que "se ven forzadas a ganarse la vida vendiendo sus cuerpos en las calles" y "alimentan la criminalidad de la trata de personas".

Compartir en

“Es preocupante ver el aumento del número de jóvenes niñas y mujeres que se ven forzadas a ganarse la vida vendiendo sus cuerpos en las calles, víctimas de explotación por organizaciones criminales y a veces por sus padres y miembros de sus familias”, denunció el pontífice en un mensaje a participantes en un simposio organizado por el Pontificio Consejo de la Pastoral para los migrantes e itinerantes.

“Es una realidad vergonzante en nuestras sociedades, que se precia de ser moderna y poseer altos niveles de cultura y desarrollo”, criticó el obispo de Roma durante su mensaje en la Sala Clementina del palacio Apostólico del Vaticano.

“La corrupción y la búsqueda de ganancias a toda costa privan a los inocentes y a los más débiles de la posibilidad de una vida digna, alimentan la criminalidad de la trata de personas y otras injusticias. Nadie puede mantenerse quieto ante la apremiante necesidad de salvaguardar la dignidad de las mujeres amenazadas por factores económicos y culturales”, pidió Francisco.

En esa línea, Jorge Bergoglio aseveró que “los chicos y mujeres de la calle no son números o paquetes que ser comercializados: son seres humanos, cada uno con su propio nombre y cara, cada uno con una identidad dada por Dios”.