Mundo

Miércoles 27 de mayo de 2015

Escándalo en la FIFA: detuvieron a varios dirigentes por corrupción

Están acusados de lavado de dinero, extorsión y fraude electrónico. Podrían ser extraditados a los EEUU. En la investigación aparecen los nombres de tres argentinos: Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis.

Compartir en

Seis importantes dirigentes de la FIFA, el organismo que maneja el fútbol mundial, fueron detenidos durante las primeras horas del miércoles en el hotel Baur au Lac de Zúrich. Los directivos estaban alojados allí porque dentro de dos días está prevista la reunión anual en la que eligen sus máximas autoridades.

Las detenciones surgieron en el marco de una investigación del FBI que incluye a 14 personas que están acusadas por los delitos de extorsión, fraude electrónico y lavado de dinero. De acuerdo al New York Times, los directivos que están bajo la mira de la Justicia son Jeffrey Webb, Eugenio Figueredo, Jack Warner, Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Rafael Esquivel, José Marin y Nicolás Leoz.

También podrían presentarse cargos en las próximas horas contra los ejecutivos de marketing argentinos Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis.

De acuerdo a las primeras versiones, la Policía llegó al hotel, pidió en la recepción las llaves de las habitaciones de los directivos implicados y procedió a detenerlos. La mayoría de los sospechosos estaban alojados en el primer piso de un complejo cinco estrellas que tiene vistas a los Alpes y al lago de Zúrich.

Un comunicado oficial de la Justicia de los Estados Unidos indica que las personas investigadas formaron parte de “un plan de 24 años para enriquecerse a través de la corrupción en el fútbol internacional”.

Los arrestos tuvieron lugar dos días antes de que la FIFA celebre sus elecciones a la presidencia, en las que el actual mandatario, Joseph Blatter, es favorito. Su único rival es el príncipe jordano Alí bin Hussein.

La investigación se inició por orden de un juez de Brooklyn porque los delitos se habrían cometido en los Estados Unidos. Además de las detenciones, la Policía procedió a incautar documentos electrónicos y otros elementos que podrían tener vinculación con la causa.

Los cargos que la Justicia de EEUU presenta contra los dirigentes del fútbol mundial giran en torno a la “corrupción generalizada durante las dos últimas décadas”, en relación a las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial y a los acuerdos de mercadotecnia, y derechos de explotación televisiva.

La operación del Departamento de Justicia de EEUU implica a más de diez dirigentes del fútbol mundial, aunque no todos ellos se encuentran en Zúrich para asistir a la reunión.

La operación podría tener serias implicaciones para el fútbol en el continente americano ya que, según la información publicada, dos de los detenidos son un expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y otro de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF).

La Justicia estadounidense no presenta cargos contra el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, aunque las detenciones pueden suponer un problema de cara a su reelección en las elecciones que se celebrarán el viernes y en las que busca un quinto mandato al frente del fútbol mundial.