Sociedad

Martes 14 de abril de 2015

“Es muy importante la formación de fondo, que tiene que ver no con el manejo de tecnología, sino con las cuestiones humanas”

Entrevista a la profesora Carmen Núñez, Vice directora de la Tecnicatura en Prácticas Cardiológicas de la Facultad de Medicina – UBA.

Compartir en

¿Cuál es la función del técnico en prácticas cardiológicas?
Su función está dada por la fundamentación de esta carrera. Fue un largo proceso, ya que esta especialidad primero fue un curso que se dictaba en distintos hospitales nacionales o provinciales. Y finalmente el 18 de diciembre de 2013 se transforma en carrera universitaria, con tres años de duración. El objetivo es que el egresado esté capacitado como un profesional del equipo de salud. Esto surge ante la necesidad, en primer lugar, por el gran aumento de tecnología, de instrumental para los procedimientos diagnósticos y terapéuticos que ha hecho un boom en los últimos años , que produjo la necesidad de formar gente, el gran aumento de la población que necesita todas estas técnicas. En segundo lugar, que estos técnicos sean responsables de lo que conocemos como promoción de la salud, o sea la prevención de las enfermedades, en este caso de las cardiovasculares. Esto va a permitir una redistribución de las tareas. Porque lo que antes hacía solamente el médico, acotado a las técnicas anteriores a esta evolución, que eran mucho menores en cantidad y en complejidad, ahora hace falta más gente especializada para poder hacer más y mejores cosas.

¿Los técnicos asisten al cardiólogo, específicamente?
Sí, asisten al cardiólogo. Pero lo que les da esta carrera es una fundamentación muy sólida en los principios que van a manejar para la aplicación de las técnicas.

¿Cuáles fueron todas estas innovaciones tecnológicas que fueron sucediéndose?
Tienen que ver con lo específico de la cardiología. La formación del técnico en prácticas cardiológicas es transversal a cualquier tarea del cardiólogo. Así que puede integrar cualquiera de las tareas interdisciplinarias en cualquiera de las especialidades de la cardiología. Desde la clínica cardiológica, pasando por la cirugía cardiovascular, la medicina nuclear aplicada a la cardiología, en fin, es totalmente amplia. Pero la base de esto está en que ellos no solo saben cómo hacer un electrocardiograma, por ejemplo, sino por qué lo están haciendo y poder interpretarlo. Esto es importante porque ante un paciente de riesgo puedan inmediatamente acudir al médico cardiólogo e informarlo para que pueda tomar decisiones específicas o más radicales sobre este paciente.

Con respecto a la promoción de la salud, ¿de qué manera específica el técnico en prácticas cardiológicas es un difusor en la prevención?
El técnico va a estar preparado no solo para manejar e interpretar las técnicas específicas de la especialidad sino que podrá desarrollarse en el ámbito de la investigación, docencia y dirección dentro de la carrera. Así que como todo profesional de una carrera de la salud, necesariamente al poder llevar a cabo cualquiera de estas funciones, está promoviendo el cuidado de la salud. Porque además es el vector intermedio entre el paciente y el médico. Y al igual que pasa muchas veces con los enfermeros, el técnico en prácticas cardiológicas suele pasar más tiempo con el paciente que el médico. Así que muchas veces (y esto sin establecer ningún tipo de jerarquía ni valoración, porque cada uno tiene su función) el paciente se siente más confiado con el técnico que con el médico. Por eso es muy importante la formación de fondo, que tiene que ver no con el manejo de tecnología, sino con las cuestiones humanas. Por ejemplo, durante el CBC una de las materias que cursan los alumnos es Comportamiento y Sociedad, y una de las últimas materias de la carrera es Bioética. Con estos ejemplos nos damos cuenta que el fundamento humanístico, filosófico, es fundamental. Esto le permite al técnico saber que la persona que tenemos adelante no es un corazón enfermo, no es una valvulopatía, sino un paciente o sea un ser humano.

¿Cuál es el interés, cuántos son los alumnos en la carrera?
Bueno, el interés va creciendo de a poco. En lo personal, creo que es una carrera poco difundida así que esto que estamos haciendo es muy importante. Yo no soy médica, soy antropóloga, y soy la encargada de la materia Bioética. Converso mucho con los alumnos y ellos me refieren que se sabe poco de esta especialidad. Ellos, y esto me parece muy importante, me dicen, cuando yo les pregunto por qué no hacen una carrera de grado, que les interesa la especialidad. O sea, no hacen la tecnicatura porque es más corta o porque les va a dar una salida laboral más rápidamente o porque es más fácil, lo cual es una falacia absoluta. Lo hacen por vocación. Por otro lado, es muy importante que sea carrera, porque los egresados tienen matrícula, lo cual les permite firmar con sello y número de matrícula, lo cual los hace profesionales del ámbito de la salud.