Pais

Lunes 06 de julio de 2015

En Santa Fe el campo vuelve a las rutas, reclaman por las dificultades en la producción y la falta de respuesta oficial

Será a partir del miércoles en la autopista Santa Fe-Rosario.

Compartir en

El agro santafecino vuelve a las rutas. Será a partir del próximo miércoles, en la autopista Santa Fe-Rosario, a la altura del kilómetro 98 (conexión con Gálvez). “Tenemos un alto grado de productores que se fueron del sistema y ya no pueden volver. Por eso anunciamos estas medidas a lo largo y a lo ancho de la provincia”, sostuvo el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), Francisco Mayoraz, al anunciar el cronograma de protesta del sector.

El 21 de julio, los productores se reunirán en la ruta nacional 34, al norte de Rafaela, en el acceso a la localidad de Lehmann, 122 kilómetros al oeste de esta capital, y en la primera semana de agosto habrá otra movilización entre Reconquista y Avellaneda, en el extremo norte de la provincia.

Luis Giraudón, de la Sociedad Rural Argentina, presente en Carsfe, resaltó la preocupación por la falta de respuesta oficial. “Las entidades estamos muy preocupadas porque lo normal sería que el gobierno (que toma las decisiones), reciba a las partes y tome conocimiento de sus problemas para poder resolverlos. Lamentablemente -aseguró- la producción agropecuaria, no es recibida por los gobernantes nacionales y no podemos hacer conocer nuestras tremendas dificultades en la producción, atentos a la presión impositiva que supera el 80%”.

Guillermo Cullen, de la misma entidad, remarcó que esta crisis no sólo repercute en el hombre de campo sino en las ciudades del interior del país, “en su industria, su comercio, la banca. Se está cortando la cadena de pago y corren riesgo muchos puestos de trabajo. Ni siquiera los bancos estudian nuestras carpetas porque no somos sujetos de crédito y ya no sabemos cómo seguir produciendo”, explicó.

Finalmente, José Argenti, de la Sociedad Rural de Santa Fe, no dudó en sostener que “primero vinieron por nuestra renta, ahora vienen por nuestro capital”.